¿Qué tengo que conocer si estoy 2 días en Ciudad de México?

Aprovecha al máximo tus 48 horas en la CDMX
¿Qué tengo que conocer si estoy 2 días en Ciudad de México?
La Catedral Metropolitana.
Foto: Shutterstock

La Ciudad de México es una de las urbes más grandes del mundo. Sus calles están llenas de historia, riqueza y manifestaciones culturales de todos los orígenes. Si sólo tienes dos días para disfrutar la capital del país fascinante que es México, mira nuestra guía de recomendaciones.

Día 1

Bien temprano

Desayuna en el Centro Histórico. Puedes encontrar opciones deliciosas, a buen precio y muy “chilangas” (es el gentilicio que usan los habitantes de la Ciudad de México para nombrarse a sí mismos) en cafeterías tradicionales como La Pagoda, La Blanca o La Parroquia. Ya con la barriga llena, desde cualquiera de estos lugares camina hacia la plaza del Zócalo; son unas cuantas calles y podrás disfrutar la arquitectura y el ajetreo de la zona. Desde esta plaza deléitate con la vista de la Catedral Metropolitana, el Palacio Nacional y el edificio de Gobierno de la CDMX. El Museo del Templo Mayor está detrás de la Catedral. En él podrás observar un poco de la majestuosidad de la cultura azteca, a través de las ruinas descubiertas al realizar excavaciones para construir el metro.

Tip: Ropa y zapatos cómodos. Elige bien las salas del museo que quieres visitar porque es grande, o sólo recorre las ruinas. No olvides ver la maqueta que muestra cómo era la antigua Tenochtitlán, está fuera del museo.

Por la tarde

Aguanta un poco el hambre y visita la Catedral. Vale la pena caminar los interiores aunque estén eternamente en reparación. Al salir, dirígete al restaurante de la terraza del Hotel Majestic o del Hotel de la Gran Ciudad de México. Desde arriba tendrás una vista envidiable de la plaza del Zócalo mientras recargas baterías con comida mexicana. Camina por la calle de Madero que por lo general está llena de gente y artistas callejeros (ah sí, también hay tiendas) en dirección al Palacio de Bellas Artes. Bellas Artes es impresionante por dentro y por fuera, así que tómate tu tiempo para conocerlo. Para descansar un poco, fuera del Palacio toma el tranvía turístico que recorre otros edificios emblemáticos del Centro Histórico.

Al anochecer

Aprovecha que el tranvía te deja de nuevo en Bellas Artes y camina hacia el barrio chino: son unas cuantas calles, pero bien coloridas y pintorescas. Puedes cenar la mejor comida china de la ciudad -y la más tradicional- en cualquiera de sus restaurantes; como postre, un pan al vapor callejero cumplirá honrosamente el papel.

Para terminar el día, regresa a la calle de Madero que está viva a todas horas, y entra en alguno de sus bares. Son fáciles de identificar por la música a todo volumen y los chicos a pie de calle que te invitan a pasar. Si prefieres una cantina de gran tradición, visita el Bar La Ópera. Pero si lo tuyo es la música de mariachi, a seis calles de Bellas Artes encontrarás la Plaza Garibaldi, donde El Salón Tenampa es toda una leyenda.

Día 2

Temprano

Coyoacán es un barrio tradicional donde puedes pasar un día tranquilo y divertido. Desayuna en El Beneficio y luego camina al centro de Coyoacán, donde está la Iglesia de la Conchita. Aprovecha si está abierta y visítala, porque generalmente sólo es accesible cuando hay algún evento. Camina unas cuadras hacia el Museo Frida Kahlo para una jornada de arte moderno de la mano de la pintora mexicana más popular.

Por la tarde

Al salir del museo regresa al Centro de Coyoacán. En la plaza de la Iglesia (el Jardín Hidalgo), cerca del kiosco, seguro encontrarás algún espectáculo callejero que valga la pena ver. Camina hacia el mercado de antojitos y prepárate para probar los legendarios platillos del fast food chilango: quesadillas, tacos de carnitas, de barbacoa, pambazos y mucho más. Reserva un huequito para el postre: un churro relleno en el Jardín Centenario que puedes disfrutar sentado en una banca del parque. Si todavía tienes estómago, un elote con mayonesa y un helado serán el broche de oro. Visita el mercado de artesanías para hacerte de souvenirs tradicionales.

View this post on Instagram

Vegetariano por favor por la dieta!

A post shared by Pablo Zan (@pablozanmx) on

Al anochecer

Relájate con una copa en El Hijo del Cuervo, uno de los bares más emblemáticos de Coyoacán. O si prefieres un buen café, El Jarocho es el lugar perfecto.