4 claves que director de USCIS dijo sobre más deportaciones, “green card” y naturalización

Francis Cissna defiende política migratoria del presidente Trump
4 claves que director de USCIS dijo sobre más deportaciones, “green card” y naturalización
Francis Cissna es director de USCIS.
Foto: Win McNamee/Getty Images

La oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) enfrenta críticas por aumentar su colaboración con agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), pero su director, Francis Cissna, defiende las acciones de sus equipo, enfocado a cumplir los objetivos migratorios del presidente Donald Trump.

Al menos cuatro acciones recientes de esa dependencia del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) prendieron los focos rojos de activistas y defensores de inmigrantes, quienes consideran que la “maquinaria de deportación” está cada vez mejor aceitada para reducir la inmigración de indocumentados, pero también legal.

Los memorandos sobre la emisión de notificaciones de deportación, la limitación de extensión de pruebas de migración legal, la inclusión del castigo “por carga pública” y una mayor vigilancia a los estudiantes extranjeros, considerados los “nuevos indocumentados”, son temas que preocupan a activistas y abogados.

En una entrevista con Jessica Vaughan, directora de Estudios de Políticas del Centro de Estudios para la Inmigración (CIS, en inglés), Cissna habló de algunos aspectos y dijo que las acciones de su agencia no busca una “reducir la inmigración o, de alguna menera diabólica, cerrarle la puerta a las personas”.

Los aspectos clave que el funcionario señaló son:

1. La “carga pública”.- El memorando sobre el castigo a inmigrantes que solicitan ayudas federales está en espera de aplicación, debido a una revisión de reglas que el DHS ordenó. Cissna dijo que una vez en vigor, los oficiales no estarían haciendo realmente nuevo, sino hacer cumplir la ley en términos de admisivilidad. “El objetivo es simplemente hacer cumplir, o debería, forzar un terreno de inadmisibilidad para este país que ha estado en las leyes por alrededor de 100, bueno, más de 100 años”, expuso y defendió que los oficiales evalúen si una persona que solicita una visa o una “green card” puede representar una carga pública para ser rechazado. “En opinión del funcionario consular en el momento de la solicitud de una visa o en la opinión del secretario de seguridad interior en el momento de la solicitud de admisión o ajuste de estado, como obtener una ‘green card’, una persona es inadmisible si podría convertirse en una carga pública”.

2. Campaña para retirar la ciudadanía.- USCIS anunció la creación de una oficina especial en California para perseguir miles de casos de inmigrantes que mintieron para obtener la “green card” y la ciudadanía. Cissna confirma esa medida y recuerda, como lo publicó este diario, que esta política es resultado de una investigación de hace más de 10 años. “Un oficial de CBP estaba investigando estos problemas y descubrió que había mucha gente que era o bien fugitiva o delincuente u otros actores de mala fe que encajan en esa descripción, que había entrado bajo una identidad, fue deportado”, explicó. Indicó que la huellas dactirales de entonces no habían sido integradas al nuevo sistema, por lo que no era posible ubicarlos. “Esas personas pudieron entonces continuar bajo otra identidad y obtener, en muchos casos, finalmente la ciudadanía”. El funcionario dijo que se revisan alrededor de 200,000 casos.

3.- El proceso en corte.- Cissna señaló que los casos de posible retiro de ciudadanía serán revisados, para que oficiales determinen si es posible enviarlos a cortes migratorias, donde los afectados podrán defenderse.  “Los (expedientes) que creen que realmente se ajustan a esta descripción serán remitidos al Departamento de Justicia para su remisión a un abogado… (quien) debe aceptar el caso y luego procesarlo caso ante un juez del Distrito Federal para hacer que esa persona sea desnaturalizada”.

4.- ¿Hay cacería de brujas?.- El titular de USCIS calificó de ridículas las afirmaciones de que se busque aleatoreamente un caso para retirar la ciuddanía. “Es ridículo sugerir que estamos revisando las cajas de antiguas aplicaciones de naturalización y tratando de encontrar personas que hayan olvidado de una coma o, ya sabes, o simplemente deseamos desnaturalizar personas al azar”.

La entrevista a Cissna se realizó durante una conferencia de CIS en Washington y, cabe aclarar, que esa organización ha sido señalada como promotora de una cultura contra inmigrantes, incluso el Centro de Derecho de los Pobres del Sur (SLPC, por sus siglas en inglés), la sumo a su lista de grupos extremistas.

“La inclusión de CIS como un grupo de odio contra inmigrantes para 2016 fue su repetida circulación de escritores nacionalistas y antisemitas blancos en su semanario el boletín informativo y la comisión de un analista político que anteriormente había sido expulsado de la conservadora Heritage Foundation por su abrazo a la pseudociencia racista”, explica la organización.