Alimentación y ejercicios para prevenir la aparición de diabetes tipo 2

Un estilo saludable de vida puede ayudarte a llevar la diabetes tipo 2 sin mayores problemas

Cuidar la salud con una buena alimentación y ejercicios, debe estar entre nuestras principales prioridades. Si bien hay patologías que requieren estricto control médico una vez diagnosticadas, hay otras que se pueden prevenir con sólo mejorar algunas conductas alimenticias y ejercicios.

En este renglón de prevención de enfermedades con buenos hábitos alimenticios, está la diabetes tipo 2. Este tipo de diabetes, hace que el páncreas produzca insulina, pero el organismo no está preparado para responder de forma eficiente a ella.

En décadas anteriores esta enfermedad era exclusiva de adultos mayores con sobrepeso. Hoy esta realidad ha cambiado como consecuencia de malas prácticas a la hora de comer, lo que estamos consumiendo, falta de ejercicios y exceso de peso.

¿Qué puedo hacer para prevenir esta enfermedad?

Foto: Shutterstock

Son varias y sencillas las recomendaciones que podemos seguir. Revertir la alimentación de manera positiva, será uno de los compromisos iniciales, posteriormente tener una rutina de ejercicios  y controlar el peso, nos conducirán por un buen camino para la prevención de la diabetes.

Veamos a detalle algunas de las recomendaciones que te sugerimos:

  1. Consumir alimentos bajos en grasas, pero de alto contenido nutritivo como yogurt, frutas, verduras, leche y cereales integrales; constituirán una sana alimentación.
  2. Es necesario limitar el consumo de bebidas azucaradas como refrescos, té helados y comida rápida con altos niveles de grasa.
  3. Mantenerse en movimiento, realizar algún ejercicio y mantener un peso saludable ayuda a prevenir la diabetes.

Una sana alimentación, no sólo permitirá prevenir la diabetes, sino que además mantendrá los niveles de colesterol en sus valores justos y evitará además otras enfermedades como la hipertensión.

Una dieta hipocalórica es uno de los clásicos métodos empleados para la prevención, la cual se traduce en disminuir la cantidad de grasa y alimentos proteicos, incrementando los alimentos con mayor contenido de hidratos de carbono.

Otra forma de prevenir la enfermedad, es llevar un modelo de alimentación equilibrado, donde se reducen las cantidades y la frecuencia en el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono como azúcares, harinas y cereales y se aumenta la ingesta de alimentos proteicos.

A mover el cuerpo

shutterstock_274591313

Foto: Shutterstock

Complementar una sana alimentación con una rutina de ejercicios nos mantendrá siempre saludables, asimismo contribuirá a disminuir el estrés y eliminar la ansiedad de comer cualquier cosa y a cualquier hora.

El tipo de ejercicio ideal, sería uno que pueda realizarse con intensidad moderada y que permita tener una frecuencia cardíaca cercana al  70% de la frecuencia máxima de cada persona, eso dependerá de la edad y condiciones generales de salud.

Mantener esta intensidad y una elevada frecuencia cardíaca cuando se realizan ejercicios, permitirá que el organismo comience a utilizar más glucosa para una adecuada actividad muscular. Empezar a perder la respiración, nos indica que el organismo está quemando la glucosa necesaria.

¿Y el azúcar, dejo de consumirlo?

Serafín Murillo dietista, nutricionista y asesor en nutrición y deporte de la Fundación para la Diabetes, asegura que si bien es necesario dejar de consumir altos niveles de azúcar, es necesario consumir alimentos menos refinados y con mayor contenido de fibra.

El consumo de este tipo de alimentos, hace que el organismo demando mayor cantidad de insulina para procesarlos por la lentitud con la que es necesario digerirlos y esto termina llevándonos en una ruta directa a este tipo de diabetes.

Lo que recomienda el especialista Murillo, es alimentarse durante 5 o 6 veces por día, con porciones ajustadas a la carga calórica necesaria para el organismo, con alimentos que no contengan tantos carbohidratos y que además sean ricos en proteínas y grasas naturales.

Prevenir esta enfermedad que ocasiona consecuencias muy negativas para el organismo, es posible si tomamos correctivos necesarios en nuestra alimentación y estilo de vida. Todo depende de ti, tu empeño y amor propio. ¡Inténtalo!

También te puede interesar: Las señales que envía el cuerpo si eres diabético