Djokovic sufre pero supera el calor de más de 100 ºF de Flushing Meadows

El serbio pasó un mal momento en su partido de primera ronda ante el húngaro Marton Fucsovics, en el que ambos jugadores tomaron un baño de hielo entre el tercer y cuarto sets
Djokovic sufre pero supera el calor de más de 100 ºF de Flushing Meadows
Djokovic celebra su victoria ante Fucsovics en un partido marcado por el calor.
Foto: Matthew Stockman / Getty Images

“Extreme Weather Conditions” – 10 Minute break.

Así leía el encabezado que esta mañana envió la organización del US Open a jugadores y medios, alertando de que las altas temperaturas y la humedad que se iba a vivir este martes en Corona Park obligaba a permitir un descanso de 10 minutos al final del tercer set en los partidos de hombres de la primera ronda del torneo.

Los termómetros superaron los 100 ºF (38 ºC) pasado del mediodía, cuando Novak Djokovic y Marton Fucsovics arrancaron su partido en el estadio Arthur Ashe. El sol, aún en lo alto, pegó directamente sobre la pista los dos primeros sets. El primero cayó  del lado del serbio, sembrado número 6 del torneo, pero en el segundo comenzó a cometer errores no forzados que permitieron al húngaro igual el partido ante la desesperación del ex-número 1, que rompía una raqueta contra el suelo.

El partido se definió en el tercer set. Fucsovics tomó la delantera y pronto rompió el servicio de Djokovic, que no encontraba su juego ni aire que respirar. Pero cuando estaba 4-2 abajo, el serbio pareció transformarse. Ganó un juego cómodo con su saque, rompió el saque del húngaro para igualar el parcial y desde ahí al final no perdería un juego más para terminar 6-3, 3-6, 6-4 y 6-4.

Pero entre el tercer y cuarto sets llegó el descanso por ese “calor extremo” que obligó a la retirada de una decena de jugadores durante toda la jornada. Djokovic y Fucsovics se retiran a los vestuarios, donde se ducharon y metieron en un baño de hielo, según confirmó el serbio tras el partido.

“Sí, es cierto. Estábamos los dos, no en un baño de hielo, sino en dos”, dijo Djokovic entre risas. “Eran dos baños de hielo, uno al lado del otro”.

“Serían 45 segundos o un minuto y ya. Sales y es como un shock para el cuerpo. Está tan caliente que se siente que todo hierve en tu cuerpo, tu cerebro, todo”, añadió.

El baño de hielo, la ducha, el cambio de ropa y los 10 minutos al fresco -la primera vez en su carrera que Djokovic disfrutaba de un descanso así durante un partido- ayudaron al serbio, que en el inicio de su carrera sufrió problemas con el calor, especialmente en el Open de Australia.

“Obviamente me sentí mejor después del descanso de 10 minutos. Durante los primeros tres sets los dos estábamos en modo supervivencia”, comentó Djokovic, que en la segunda ronda enfrentará el jueves al estadounidense Tennys Sandgren.