Sharapova se hunde con su servicio ante Suárez Navarro en el US Open

La rusa perdió por primera vez en su carrera un partido nocturno en el estadio Arthur Ashe
Sharapova se hunde con su servicio ante Suárez Navarro en el US Open
Sharapova se lamenta de un punto perdido ante Suárez Navarro.
Foto: Jason Szenes / EFE

FLUSHING MEADOWS – En 22 partidos anteriores jugados de noche en el estadio Arthur Ashe, Maria Sharapova nunca había perdido. Pero el lunes la pequeña española que tenía delante cumplía 30 años y quería regalarse una victoria. Así, Carla Suárez Navarro peleó cada punto, superó con claridad a la rusa por 6-4 y 6-3 y se clasificó por segunda vez para los cuartos de final del US Open, como ya hiciera en 2013, cuando perdió por un doble 6-0 frente a la campeona aquel año, Serena Williams.

Tres dobles faltas seguidas no se ven a menudo en un partido de tenis. Sharapova arrancó así el quinto juego del primer set de su choque ante Suárez Navarro para ponerse abajo 1-4 y prácticamente entregar el primer parcial mostrando una falta de concentración impropia de una profesional.

El partido arrancó de cara para Suárez Navarro que, después de defender dos bolas de break en el segundo juego, fue capaz de romper el servicio de Sharapova en el tercero y de nuevo en el quinto. Aunque la rusa reaccionó con un break, volvió a fallar con el saque ante una agresiva Suárez Navarro que prácticamente no cometía errores y terminó llevándose el set en 43 minutos por 6-4.

El revés a una mano de Suárez Navarro hizo mucho daño a Sharapova. / Foto: EFE
El revés a una mano de Suárez Navarro hizo mucho daño a Sharapova. / Foto: EFE

Cambió el set pero no el juego de Sharapova, actual número 22 del ranking mundial. Suárez Navarro, 24ª de la WTA, aprovechó sus errores desde el primer juego para endosarle un nuevo break. Sharapova mejoró entonces su nivel, pero la española también encontró su ritmo y ambas jugadores levantaron al público de sus asientos con potentes intercambios desde el fondo de la pista.

Al final, de nuevo las imprecisiones con su servicio (ocho dobles faltas en todo el partido, seis juegos perdidos con su saque) condenaron a Sharapova.