Tormenta tropical Gordon barre con lluvia y vientos los estados del sur

Se espera que alcanza fuerza de huracán antes de tocar tierra esta noche
Tormenta tropical Gordon barre con lluvia y vientos los estados del sur
La tormenta tropical Gordon ya causa fuertes lluvias en el sur de EEUU.
Foto: NOAA /National Hurricane Center

El ciclón tropical Gordon avanza hacia los estados del sur de EEUU en el Golfo de México, y se espera que toque tierra esta noche. El pronóstico emitido por el Centro Nacional de Huracanes indica que es probable que la tormenta se organice más en las aguas cálidas del Golfo y alcance fuerza de huracán de categoría 1 antes de tocar tierra en la noche del martes.

Este video muestra la playa de Gulf Shores, en Alabama, donde algunas personas salieron a ver la tormenta, pero nadie estaba en el agua.

Loading the player...

El boletín de las 1:00 p.m. CDT del Centro Nacional de Huracanes, sitúa la tormenta tropical Gordon en el este del golfo de México a unas 145 millas (235 km) al este-sureste de la desembocadura del río Mississippi, y al sureste de Biloxi, Mississippi, moviéndose a una velocidad de alrededor de 15 millas por hora.

En la trayectoria pronosticada, el centro de Gordon se desplazará hoy por el norte del Golfo de México y se acercará a la costa centro-norte del Golfo dentro del área de advertencia de huracanes a última hora de esta tarde o noche, y se moverá tierra adentro sobre el valle inferior del Mississippi esta noche y temprano miércoles.

Los informes de los aviones de reconocimiento de la NOAA y la Unidad de Reserva de la Fuerza Aérea indican que los vientos máximos sostenidos permanecen cerca de 65 mph (100 km / h) con ráfagas más altas.

Se espera que los vientos muestre cierto fortalecimiento hoy, y se pronostica que Gordon será un huracán cuando toque tierra a lo largo de la costa central del norte del Golfo. Se pronostica un debilitamiento rápido después de que Gordon se mueva tierra adentro.

Hay advertencia de posibles inundaciones en los estados de  Alabama, Mississippi, Louisiana y Arkansas, con una media entre 4 a 8 pulgadas de lluvias, que en algunas áreas puede alcanzar las 12 pulgadas.

El Centro Nacional de Huracanes también está monitoreando otros dos sistemas tropicales. El huracán Florence, que actualmente atraviesa el Océano Atlántico central, se convirtió en el tercer huracán de la temporada el martes, aunque no se espera que amenace tierra.

Además, otra onda tropical se formó en el oeste de África la madrugada del martes. Todavía es demasiado pronto para saber hacia dónde se dirige ese sistema o si afectará a la tierra.

Las autoridades recuerdan que para mantenerse informado del avance y los posibles daños de la tormenta es conveniente consultar el pronóstico local del clima en weather.com

Las escuelas y colegios planean despedir a los estudiantes a primera hora del martes, o cierran por completo, en partes de Louisiana, Mississippi, Alabama y Florida.

Las aerolíneas, incluidas Delta, American Airlines, Southwest y Frontier, dicen que pueden compensar precios por cambios de itinerario para los pasajeros que viajan desde y hacia ciudades selectas, en caso de que se requieran cancelaciones de vuelos.

  • En Louisiana, el gobernador John Bel Edwards declaró un estado de emergencia para todo el estado. Edwards anunció en una conferencia de prensa el martes que se desplegarán 350 efectivos de la Guardia Nacional en el sureste de Louisiana, donde se esperan fuertes lluvias y fuertes vientos el martes, informó Associated Press.
  • En Nueva Orleans, el alcalde LaToya Cantrell pidió una evacuación voluntaria de partes de la ciudad fuera de la protección del dique: las islas Venetian, Lake Catherine y Irish Bayou, informó nola.com.
  • En Mississippi, el gobernador Phil Bryant declaró el estado de emergencia el lunes antes de la tormenta. Gulfport, Biloxi y Long Beach ordenaron que sus puertos fueran evacuados, lo que dejó a los dueños de las embarcaciones luchando por asegurar o evacuar sus buques, informó WLOX-TV.
  • El martes, la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, firmó una declaración de emergencia mientras los residentes y los funcionarios estatales se preparan para la tormenta.