Diferencias entre Hipotensión e Hipertensión y cómo prevenirlas

La hipotensión e hipertensión representan enfermedades y síntomas distintos. Si no son tratados a tiempo pueden traer graves efectos a la salud

La hipotensión e hipertensión son enfermedades relacionadas con la presión arterial, aunque sus nombres son  similares se manifiestan en el cuerpo enfermo de forma distinta. Es común que tendamos a confundir los nombres pero es importante que tengas claro el concepto, ya que ambas enfermedades funcionan y son tratadas de manera específica.

shutterstock_572920273
Foto: Shutterstock

Si quieres saber más sobre ambas enfermedades sigue leyendo.

¿Qué es la hipotensión?

Este es el nombre técnico que es asignado al hecho de presentar una baja tensión arterial. Sucede cuando los latidos del corazón poseen un ritmo más lento de lo normal. Significa que la sangre no se bombea de manera correcta.

¿Qué provoca la hipotensión?

Como la sangre no es bombeada de la manera adecuada algunos órganos como el cerebro, reciben menos sangre de la necesaria lo que produce síntomas como mareos e incluso desmayos.

¿Existen distintos tipos de hipotensión?

Sí, de acuerdo al modo en cómo se manifiesten tus síntomas, pueden ser:

Hipotensión mediada neuralmente: Es cuando existe una descoordinación entre el bombeo del corazón y el del cerebro. Se evidencia cuando la presión sanguínea manifiesta bruscos descensos.

Hipotensión ortostática: Es aquella que se presenta en quienes se marean al realizar un cambio repentino o brusco de la postura del cuerpo. Específicamente: al levantarse rápidamente de la cama o el sofá, al agachar la cabeza o levantarla rápidamente.

Hipotensión ortostática pospandrial: Se manifiesta de modo similar a la anterior a diferencia que sucede después de comer. Por lo general se manifiesta en personas mayores.

shutterstock_323602730
Fuente: Shutterstock

¿Qué es la hipertensión?

La hipertensión  es una patología basada en la presión arterial, sucede cuando se manifiesta un aumento de la presión arterial. Por ende las arterias suelen endurecerse, debido a que deben soportar una alta presión de manera continua.

¿Qué puede provocar la hipertensión arterial?

No sólo que las arterias se endurezcan, si no es atendida y controlada a tiempo puede llegar a tener algunas complicaciones un poco más graves como infartos, hemorragias y trombosis.

¿Cuáles son las causas de la hipertensión?

Las causas pueden variar, de acuerdo a factores que pueden ser modificables o no.

Rasgos no modificables

Factores genéticos: Cuando los progenitores sufren de hipertensión, tienen mayores posibilidades de padecimiento que quienes no tienen padres hipertensos.

Sexo: Por lo general los hombres son quienes tienen mayor tendencia a padecerla, es en la menopausia cuando las mujeres igualan estas posibilidades.

Edad: Mientras más edad, existe mayor riesgo de padecerla.

Raza: El riesgo de padecerla es dos veces mayor para personas de raza negra.

Rasgos modificables

Obesidad y sobrepeso: A mayor peso existe mayor riesgo de padecerla.

Consumo de sustancias: Algunas sustancias como el alcohol, la nicotina, la cocaína pueden aumentar el riesgo de padecer de hipertensión arterial.

Tratamiento para la hipotensión

Por lo general no existe un tratamiento específico. Si los efectos son muy graves como desmayos, pérdidas del conocimiento o shocks se hace necesaria la atención médica.

Algunas medidas de precaución son evitar estar mucho tiempo de pie, consumir líquidos y agua suficiente de forma frecuente para mantener la hidratación. También puedes intentar tumbarte y mantener los pies por encima del corazón si tienes una baja repentina.

shutterstock_534576199.jpg
Fuente: Shutterstock

Tratamiento para la hipertensión

El tratamiento específico de esta enfermedad debe ser recetado por un médico. No obstante puedes tomar en cuenta algunas estrategias para controlarla, para que puedas evitar tratar la enfermedad en otra fase.

Mantener un estilo de vida saludable, evitar el sobre peso, el consumo de sustancias que puedan poner en riesgo tu tensión arterial.

Como puedes ver estas enfermedades poseen nombres similares pero se manifiestan de forma opuesta. Es importante que cuides tus hábitos alimenticios y tu estilo de vida para que evites al máximo el riesgo de padecer estas enfermedades.