Kate del Castillo: “Me encantaría volver a México en Navidad”

La actriz de 'Ingobernable' planea volver a su país después de tres años cuando cambie el Gobierno
Kate del Castillo: “Me encantaría volver a México en Navidad”
'Ingobernable 2' estará disponible en Netflix a partir del 14 de septiembre.
Foto: Netflix

La serie “Ingobernable” es un thriller político alrededor de la primera dama de México, interpretada por Kate del Castillo, que transcurre en la capital de ese país. Pero todas las escenas en la que salía la protagonista en la primera temporada tuvieron que grabarse en San Diego, California, porque la actriz no podía volver a su país a raíz de una acusación de la fiscalía por su encuentro a finales de 2015 con Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El próximo 14 de septiembre Netflix estrenará “Ingobernable 2”, y esta vez Del Castillo tuvo que grabar en Colombia. Si hubiera una tercera temporada, la actriz tiene claro que le gustaría rodarla en su país. Confía para ello en el cambio político, como nos confesó en entrevista telefónica desde Los Ángeles.

Pregunta: ¿Refleja esta segunda temporada de Ingobernable el clima político en México?
Kate del Castillo: Sí y no. Es una serie política que habla de la política en México, pero no necesariamente de este momento. Sí habla del teje y maneje de una sociedad mexicana que está conectada con el Gobierno y con las partes más bajas de México, como Tepito. Sí refleja, desgraciadamente, una realidad de nuestro país. Que no se nos olvide que es ficción, pero no pintamos un México que es mejor de lo que es, ni peor de lo que es.

P.: En la serie se muestra ese “México tepiteño” que también tiene poder…
K.d.C.: Tepito es una zona muy importante en México que está regida por una serie de mujeres muy muy fuertes que les dicen “las cabronas”. Es una realidad que en Tepito no entra nadie que no quieran ellas que entren. Lo más interesante de la serie es cómo se conectan ese mundo y luego el mundo poderoso, ostentoso, de la clase alta de la sociedad, junto con Los Pinos. Y qué pasa en el mundo que está entre esos dos. Porque siempre mostramos uno o el otro pero nos hemos olvidado de la clase media. No existe ya prácticamente la clase media en México. Son, o los muy poderosos, o los más jodidos.

P. La primera temporada grabaste tus escenas en San Diego y esta segunda en Colombia…
K.d.C.: Un cambio gigante. Para bien. Lo vas a notar esta temporada. En San Diego tenías que cerrarte mucho. Acá se consiguieron unas locaciones en las que no te das cuenta qué es México y qué es Colombia. La producción es enorme y de una calidad superior. Estoy muy contenta y orgullosa. La serie está muy cuidada, pasada por todos los filtros que te puedas imaginar.

P.: ¿Habrá tercera temporada?
K.d.C.: No sabemos todavía. Se van a esperar a que salga ésta para ver qué tal va y ver si se hace una tercera. Ojalá que sí.

P.: En ese caso, ¿la podrás grabar ya en México completa?
K.d.C.: Yo espero que sí. Sería una maravilla, porque finalmente es una historia mexicana y México es el personaje principal. Lo que hemos hecho han sido milagros y ha quedado increíble, pero sería perfecto poder hacer una tercera en México.

P.: Tú aún no has vuelto a tu país…
K.d.C.: No he vuelto a México. Y no porque necesariamente no pueda, porque ya legalmente estoy libre. Fui investigada y obviamente nunca encontraron nada. Ese caso ya está cerrado. Lo que pasa es que mis abogados me recomiendan que no vaya todavía hasta que no se… No confíamos en este Gobierno. Así de fácil.

P.: Pero ahora va a cambiar el Gobierno.
K.d.C.: Yo tengo planeado ir a pasar Navidad con mis padres. Obviamente con el consejo de mis abogados. Quiero ir y también es que no puedo estar todo el tiempo fuera de mi país, aunque no tengo mucho a que ir porque hace mucho que no trabajo allí. Sería nada más para ir a visitar a mis papás. Tendría que hacer una conferencia de prensa para aclarar que estoy de vuelta y que no me estoy escondiendo de nada. Decir ‘aquí estoy’ y con las garantías que me puedan dar de poder regresar a mi país libremente. La verdad, me encantaría volver en Navidad.

P.: ¿Tienes esperanza en el futuro de México?
K.d.C.: Nunca se me quita. Si no tienes esperanza, no te dan ganas de vivir. De ver las noticias, de ver cómo está el mundo, se te cae todo. Pero yo tengo mucha esperanza en el ser humano, en los jóvenes, en toda la gente que sí tenemos una conciencia. Y yo sí espero que este nuevo Gobierno… yo sí tengo mucha fe porque creo que ahora sí va a haber un cambio real, de fondo, que es muy necesario. México está cansado de llorar, de ser abusado, de ser golpeado como ha sido durante tantos sexenios. Yo sí tengo esperanza, claro que sí.