Denuncias de algunos votantes empañan normalidad en elecciones primarias

Aunque la jornada transcurrió sin muchos imprevistos, algunos votantes, como el propio hijo de alcalde De Blasio, tuvieron problemas para votar
Denuncias de algunos votantes empañan normalidad en elecciones primarias
Con relativa normalidad transcurrieron las elecciones primarias en la ciudad de NY

Con relativa normalidad transcurrieron las elecciones primarias estatales este jueves en Nueva York, y aunque la gran mayoría de votantes que se acercaron a votar lograron ejercer su derecho sin contratiempos, decenas de neoyorquinos no pudieron votar con la facilidad que ese proceso garantiza.  Así lo denunció la Fiscalía del Estado, que recibió más de 50 quejas

Más tarde el alcalde Bill de Blasio mencionó que entre los afectados estuvo su propio hijo, Dante, quien se vio obligado a emitir una declaración juramentada después de no aparecer en las listas de votantes.

“Escuché de Dante que tenía una tarjeta de votación del BOE (Junta Electoral) y los funcionarios en su lugar de votación no pudieron encontrar su nombre. Tuvo que llenar una boleta de declaración jurada”, comentó el mandatario local, quien hizo un llamado para que se reforme el sistema electoral del estado de Nueva York.

El sistema está roto, no puede continuar de esta manera. Es corrosivo para nuestra democracia. Lo he visto una y otra vez. He estado involucrado en la vida pública de la ciudad de Nueva York durante más de 25 años y es el mismo problema una y otra vez con la Junta de Elecciones”, dijo De Blasio. “Eso tiene que terminar (…) y tenemos que reconocer finalmente que la Junta Electoral tal como está estructuradas actualmente no puede proporcionar elecciones justas y efectivas. Simplemente no puede”, agregó el mandatario, quien definió los comicios como “cruciales” y espera que haya aumentado la participación electoral esta vez.

La Junta Electoral se defendió asegurando que sin nombres específicos no se podían verificar las quejas y que en algunos casos el problema fue que los votantes no estaban registrados como demócratas o republicanos, requerimiento básico de las primarias en el estado.