Todo comienza en la ducha

La Dra. Alicia Barba te dice cómo cuidar la piel de tu cuerpo este invierno

Tu rutina de belleza empieza en la ducha. Así lo asegura la dermatóloga de Dove, Dra. Alicia Barba.

“En mi práctica me llegan muchos pacientes con la piel seca debido a que no utilizan los limpiadores correctos, se hacen una limpieza y exfoliación exagerada o se olvidan de usar humectantes”, asegura la experta. “El contacto excesivo de agua caliente con la piel durante un largo período empeora su capacidad para hidratarse de forma natural. El agua caliente esencialmente elimina toda la humedad natural”.

La Dra. Barba explica que el objetivo de un buen limpiador debe ser eliminar la suciedad, el aceite, células muertas y las bacterias que causan el olor. También debe reponer los agentes humectantes que se pierden después de la ducha.

Yo siempre recomiendo una breve ducha rápida con agua tibia y un limpiador suave, como el Dove Body Wash, que tiene agentes de limpieza ultrasuaves combinados con Nutrium Moisture para hidratar al mismo tiempo”, dice.

“Yo siempre recomiendo una breve ducha rápida con agua tibia y un limpiador suave”, resalta la dermátologa de Dove./Cortesía

Come sano

Somos lo que comemos. Una dieta saludable rica en vegetales, proteínas y baja en grasas te dara una piel saludable.  Lo mejor es aprender cómo modificar la forma en que cocinamos nuestros alimentos favoritos, para que tengan menos grasa y balancear con verduras y alimentos ricos en proteínas y bajos en carbohidratos, como los frijoles (hervidos y “no refritos”).

Tu rutina de ejercicios afecta tu piel

Es muy tentador hibernar en el invierno, pero hacer ejercicio es determinante para la salud de tu piel. Al aumentar el flujo sanguíneo, el ejercicio ayuda a nutrir las células de la piel y mantenerlas vitales.

Hay algunos pasos que debes tomar para asegurarte de no obstruir tus poros y dañar tu piel mientras haces ejercicio:

  • Siempre trata de hacer ejercicio con la cara limpia. El calor durante un entrenamiento dilata los poros, y no debes permitir que se acumule la suciedad.
  • Si haces ejercicio después del trabajo, siempre trata de lavarte la cara y quitarte el maquillaje antes de tu ejercicio. Por lo menos, pásate un par de toallitas faciales por la cara para evitar el riesgo de estallar acné.
  • Después del ejercicio, lavate todo el cuerpo inmediatamente, especialmente si estuviste tumbada en el suelo haciendo flexiones, sujetando tablones, etc. El gimnasio puede ser extremadamente propenso a las bacterias, la suciedad y la mugre.

Cambia tu rutina según la temporada

A medida que avanzamos en los meses más fríos, nuestra piel se adapta a menos  humedad en el ambiente, volviéndose menos grasosa (más seca), menos sudorosa y menos radiante.

Durante esta época del año, debes priorizar el uso de productos diseñados específicamente para hidratar la piel.

Consejo práctico:  Yo “leo la etiqueta” todos los días para decidir qué producto tópico, de prescripción o venta libre es lo mejor para mi paciente. Las alergias de contacto a los ingredientes que se encuentran comúnmente en productos de piel y el maquillaje, normalmente fragancias y conservantes, son comunes.

Si eres alérgica a una sustancia, aprende los distintos nombres comúnmente utilizados en los productos de piel y aléjate de ellos.