Alcalde alerta que 475,000 inmigrantes serán afectados por “carga pública”

La Oficina de la Alcaldía para Asuntos Migratorios (MOIA) confirmó que el número podría aumentar al incluir a niños estadounidenses
Alcalde alerta que 475,000 inmigrantes serán afectados por “carga pública”
La inmigrante mexicana Prioska Galicia junto a sus hermanos. La propuesta de "Carga Pública", afectará directamente a familias como estas.

Prioska Galicia, una inmigrante mexicana de 21 años, ya estaba preocupada por los cambios migratorios impuestos por el presidente Donald Trump, sin embargo, el anuncio de la nueva propuesta de “Carga Pública”, la tiene sumamente alarmada.

Galicia, quien es beneficiaria de DACA, llegó a Nueva York en 2004 de la mano de su madre, quien tuvo dos hijos en este país. Una hermana de 10 y un hermano de 12 son quienes reciben cupones de alimentos a través del sistema EBT. Para ella, la posibilidad de que su madre ponga su regularización migratoria en peligro, es triste, pero asegura que primero está “lo prioritario: la comida de mis hermanos”.

“Es una decisión díficil, pero mi madre, al igual que yo, sabemos que la prioridad es lo inmediato y ahora mismo seguiremos adelante con los cupones de alimentos porque mis hermanos están pequeños”, dijo la estudiante de administración, quien espera graduarse de un programa de estudios que le permita ganar más dinero para ayudar a su familia.

“Esto es muy preocupante”, confesó la joven, quien además trabaja con estudiantes de primaria en El Bronx. “Muchos de ellos también serán afectados porque siempre veo que usan EBT y beneficios médicos, pero sus padres son indocumentados“.

Al igual que Galicia, en algunos consultorios y supermercados de la Gran Manzana, las preguntas sobre citas médicas y precios de verduras han sido reemplazadas por esta duda.

De acuerdo con la Oficina de la Alcaldía para Asuntos Migratorios (MOIA), unos 75,000 inmigrantes legales que califican para beneficios como cupones alimenticios se debaten entre recibir esta ayuda o buscar su residencia permanente.

La cifra fue confirmada este jueves por el alcalde Bill De Blasio, quien anunció los resultados de un análisis preliminar que muestra que, si se promulga, la propuesta de “carga pública”, podría afectar en el futuro hasta otros 400,000 neoyorquinos más, llegando a un total de hasta 475,000.

De Blasio rechazó la propuesta y prometió que luchará fuertemente contra ella en nombre de la “ciudad de los inmigrantes”.

“Esta propuesta es otra perversión de nuestros valores más básicos”, dijo el Alcalde. “Es antiamericano castigar a las familias por buscar ayuda, simple y llanamente. Como padre, nunca pude imaginar la decisión desgarradora de elegir entre comida en la mesa y la posibilidad de no poder obtener una ‘Green Card’ en el futuro”.

Afectarían a niños ciudadanos

El estudio, realizado conjuntamente por MOIA, el Departamento de Servicios Sociales y la Oficina del Alcalde para la Oportunidad Económica, encontró que el impacto también perjudicaría a otros cientos de miles de neoyorquinos más, incluidos niños ciudadanos estadounidenses, debido a que se prevee que muchas familias dejarían de inscribirse en programas de seguridad social por temor a las consecuencias en su estatus migratorio.

Bitta Mostofi, comisionada de MOIA, reiteró su compromiso en la lucha contra “cualquier intento de amenazar el bienestar de cientos de miles de familias inmigrantes de clase media y trabajadora, incluidos sus hijos ciudadanos de los Estados Unidos”.

“Los inmigrantes neoyorquinos son la columna vertebral de nuestra economía y la última propuesta de la Administración Trump socavaría nuestro progreso para hacer de Nueva York la ciudad grande más justa del país”, apuntó Mostofi. “Nos oponemos totalmente a esta propuesta y continuaremos compartiendo la información más actualizada sobre cómo podría afectar a nuestros amigos neoyorquinos”.

Propuesta federal

De acuerdo con la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), para los fines de determinar la inadmisibilidad, “carga pública” significa una persona que probablemente se volverá principalmente dependiente del gobierno para su subsistencia, como lo demuestra el recibo de asistencia pública en efectivo para el mantenimiento de ingresos o la institucionalización para el cuidado a largo plazo a expensas del gobierno.

Bajo la Sección 212 (a) (4) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), una persona que busca ser admitida en los Estados Unidos o que busca ajustar su estatus al de una persona legalmente admitida para residencia permanente es inadmisible si el individual, “en el momento de la solicitud de admisión o ajuste de estado, es probable que en cualquier momento se convierta en un cargo público”. La carga pública no se aplica en los procedimientos de naturalización. Si una persona es inadmisible, no se concede la admisión a los Estados Unidos o el ajuste de estatus.

Sin embargo, la Alcaldía recordó que la propuesta aún no ha entrado en vigencia y que tampoco se aplicaría de manera retroactiva, por lo que los cambios propuestos con respecto al uso de los beneficios públicos ahora o durante un “período de gracia” de 60 días después de que se finalice la regla no contarán para los inmigrantes que soliciten tarjetas de residencia o visas.

Impacto económico

La Administración de Blasio enfatizó en que la propuesta impactaría la economía anual de NYC en al menos $420 millones de dólares. Ellos aseguran que el resultado sería una pérdida anual de:

  • $235 millones de dólares en el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP, o “cupones de alimentos”)
  • Asistencia en Efectivo, Ingreso de Seguridad Suplementario y el suplemento estatal (SSI/SSP) si solo el 20% de los aproximadamente 274,000 neoyorquinos no ciudadanos actualmente que reciben estos beneficios se retiran de los programas.
  • Una pérdida adicional de $185 millones de dólares en actividad económica relacionada, si el mismo grupo de neoyorquinos se retirara de recibir estos tres beneficios nombrados.

MOIA confirmó además que los beneficios federales administrados localmente por NYCHA también se enumeran en la propuesta a través de vivienda pública y Sección 8.

¿Cómo encontrar ayuda?

  • Encuentre información en NYC.gov/PublicCharge
  • Llamando a la línea directa de New Americans, operada por Caridades Católicas, al 1-800-566- 7636 de 9 a 20 h, de lunes a viernes.
  • Para yuda legal de inmigración puede llamar al 311 y decir “ActionNYC” para hacer una cita con un proveedor de servicios legales de inmigración.