Investigan presunto caso de brutalidad policial en Staten Island

Un joven hispano habría sido golpeado en varias oportunidades por un oficial del NYPD
Investigan presunto caso de brutalidad policial en Staten Island
William Colón sufre de varias enfermedades.
Foto: Cortesía

Un aparente nuevo caso de brutalidad policial se produjo en Staten Island a finales de septiembre. De acuerdo con Legal Aid Society, el joven hispano William Colón fue arrestado luego de recibir una golpiza y dos descargas de pistola taser por parte de oficiales del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD).

Representantes de la organización aseguran que Colón, que no tiene antecedentes penales y sufre de varios problemas de salud relacionados con la diabetes, incluido el síndrome de Mauriac, ERGE, escoliosis, asma y otras afecciones, tuvo un encuentro con oficiales de la Uniformada en su casa, cuando estos estaban respondiendo a una llamada por una discusión entre él y su exnovia.

Un video grabado por un familiar muestra como luego de que ella saliera del apartamento, varios oficiales llegaron amenazando con romper la puerta si el joven no abría.

“El señor Colón sufrió un ataque brutal a manos del oficial Trabolse, que dada la condición médica de nuestro cliente, podría haber sido fatal para él”, dijo un portavoz de Legal Aid Society, encargados del caso. “Afortunadamente, el personal del hospital pudo estabilizar su condición, evitando un posible coma diabético potencialmente mortal“.

La organización aseguró que el oficial Trabolse fue nombrado en una demanda reciente, en la que se alega que agredió a una persona discapacitada por resistirse al arresto.

“Después de la muerte de Eric Garner por estrangulamiento, nos horroriza ver que todavía hay oficiales en Staten Island que emplean este grado de fuerza brutal en el primer impulso. Los neoyorquinos merecen algo mejor del Departamento en estas situaciones”, explican.

El NYPD entregó un aviso de declaración al Fiscal de Distrito del Condado de Richmond que alega que Colón “maldijo” repetidamente a la policía en su casa. Además, acusa al joven de agresión en tercer grado, resistencia al arresto, obstrucción a la administración gubernamental y hostigamiento.

“El responsable declara que Lissett Vacquez le informó que el acusado la golpeó en la cara con un puño cerrado, lo que provocó lesiones físicas, entre ellas, enrojecimiento, hinchazón y moretones en el ojo derecho y la ceja del informante, así como molestia y preocupación”, se lee en el documento.

“Además, el agente afirma que el acusado se resistió al arresto y le impidió a un servidor público realizar una función oficial, ya que el acusado agitaba los brazos y su cuerpo, sacudiendo violentamente su cuerpo y negándose a ser esposado por el deponente, maldiciendo y gritando al deponente y otros policías en escena”.

Un portavoz del NYPD dijo que el departamento está “al tanto del incidente y que hay una investigación de asuntos internos abierta”.