La sal que usas todos los días está contaminada con este peligroso ingrediente

Antes de comerte esas papitas saladas, lee esto

La sal que usas todos los días está contaminada con este peligroso ingrediente
Sin sal, la cocina no sería la misma.
Foto: Unsplash

Le da sabor a la sopa, al guacamole, a los snacks y en muchos alimentos está presente sin que siquiera la notemos; sin ella, la cocina no sería lo mismo. Hablamos de la sal, ese ingrediente que es el toque mágico de infinidad de platillos.

Pues bien, el 90 por ciento de la sal que se vende en el mundo está contaminada con un peligroso ingrediente cuyos efectos a largo plazo en la salud humana no están claros todavía. Se trata de miles de partículas de microplástico que se suman a tus alimentos al sazonarlos con sal. Es decir que prácticamente siempre que consumes algo con sal, empaquetado o casero, estás comiendo plástico.

La Universidad de Incheon, en Corea del Sur, y Greenpeace en Asia Oriental, realizaron una investigación en numerosas marcas de sal que se venden en el mundo, y descubrieron que el 90 por ciento de ellas contienen microplásticos que se almacenan en tu organismo al consumirlas.

Y si crees que la sal marina es mejor que otros tipos de sal, estás en un error: la contaminación plástica en la sal de mar es mayor que en los otros tipos. El estudio, publicado en la revista Environmental Science & Technology, reveló que la sal marina es la más contaminada seguida por la sal de lago y luego la sal de roca.

El origen del problema está en la alarmante contaminación de los océanos, lagos y ríos con plásticos. La basura plástica se descompone en pequeñas partículas debido a la acción del calor y la fricción del movimiento normal de las aguas. Cuando se evapora el agua para obtener la sal, el plástico se queda ahí.

La presencia de plástico en la cadena alimenticia es aún más alarmante, pues se han encontrado partículas sintéticas en peces, mariscos, ríos e incluso en el agua potable.

De acuerdo con la investigación, si un adulto promedio come 10 gramos de sal al día, junto con ella está consumiendo 2,000 partículas de microplásticos al año que se almacenan en su organismo. Algunas investigaciones aseguran que el consumo de plástico puede generar trastornos como cáncer, infertilidad, mal de Parkinson, hiperactividad, autismo y enfermedades cardiovasculares.

La organización ambientalista llamó a la población mundial a tomar acciones inmediatas para reducir el uso de plástico en su vida diaria y evitar al máximo producir basura plástica.