La ciudad demanda a Berkeley College por prácticas engañosas

La mayoría de los estudiantes son minorías y personas de bajos ingresos
La ciudad demanda a Berkeley College por prácticas engañosas
La comisionada del Departamento de Asuntos de Consumidores, Lorelei Salas, explicó que más de 30 estudiantes se han unido a la demanda contra el Berkeley College.
Foto: Ana B. Nieto

Berkeley College rechazó dar el diploma a un estudiante alegando que debía $3,000 cuando previamente le dijeron que se había graduado sin deuda.

A otro le dijeron que el 96% de los graduados están empleados, lo que no le dijeron que solo el 29% de los estudiantes de este college consiguen el título.

Casos como estos han llevado a la ciudad a presentar una demanda ante los tribunales contra esta universidad con ánimo de beneficio (for profit). El Departamento de Asuntos de Consumidores (DCA) le acusa de prácticas engañosas y abusivas que sobre todo entre comunidades de minorías, bajos ingresos y jóvenes que son los primeros de sus familias en cursar estudios superiores.

Berkeley, que tiene operaciones en Nueva York, Nueva Jersey y en la red, ha sido investigada durante dos años y según explicaba con un tono de frustración este viernes la comisionada de DCA, Lorelei Salas, ha sido “una larga batalla de citaciones o apercibimientos”.

Salas explicaba que han hablado con estudiantes y más de 30 de ellos son parte de una demanda que está abierta a que se unan más perjudicados. “Esperamos que se abra un fondo de restitución”, explicaba Salas. La comisionada no detalló si hay otras autoridades implicadas en la investigación y demanda.

De acuerdo con esta actuación judicial, en los últimos seis años los reclutadores de Berkeley presuntamente engañaron a los estudiantes y sus familias sobre las ayudas financieras y cómo funcionan los préstamos estudiantiles. A una de las estudiantes le dijeron que cualificaba para una beca que cubriría prácticamente el costo de su educación a tiempo parcial. Un año después cuando quiso renovar la beca se dio cuenta que lo que tenía era un préstamo federal de $13,197. La beca era una pequeña parte de la ayuda que se completaba con ese préstamo.

Además Berkeley, alega la demanda, no dejaba pagar de otra manera que a través de un plan de pagos que eran en realidad préstamos de la universidad. Engaños sobre becas institucionales, transferencias de créditos y estudios y violaciones de las leyes de cobros de deuda son algunas de las acusaciones que se contienen en la demanda.

Berkeley negó a través de un comunicado el mismo viernes las acusaciones y en el mismo dijo que se defenderá de las alegaciones que se hacen. Este college, con 87 años de historia, dice que ha proporcionado más de 52,000 páginas en documentación y que han tratado de revisar las alegaciones con DCA “pero nos han negado la petición de hablar de ello antes de que decidieran entablar una acción”.

La acción de la ciudad coincide con el revés que ha recibido la secretaria de Educación, Betsy DeVos, después de que un tribunal federal declarara legal una regulación de la Administración Obama para proteger a los estudiantes que hayan sido defraudados. DeVos ha estado más de un año intentando detener estas reglas