Gobernador de Nueva York asigna fondos para lucha en contra MS-13

Los fondos se centrarán para combatir al grupo criminal en pueblos de Long Island
Gobernador de Nueva York asigna fondos para lucha en contra MS-13
Kayla Matos y Nisa Mickens desaparecieron en septiembre de 2016 y fueron halladas muertas un día después.
Foto: Don Emmert / Getty Images

El gobernador Andrew Cuomo anunció este lunes una asignación de $20 millones de dólares para los esfuerzos de combatir a la Mara Salvatrucha (MS-13) en Long Island, la violenta pandilla que se ha cobrado la vida de unos 17 jóvenes en esa localidad de Nueva York desde 2016.

“La MS-13 es un flagelo. Está tomando muchas vidas jóvenes, afectando a muchos inocentes. El trabajo que han hecho activistas y grupos comunitario, trabajando con las agencias del orden ha sido magnífico. Pero, todavía existe y hay mucho más por hacer”, dijo Cuomo en un acto en el poblado de Brentwood, con gran presencia de este grupo criminal.

El mandatario estatal destacó que las pandillas han reclutado a menores que llegaron solos a Nueva York y llenaron ese vacío.

“Es una relación disfuncional pero le da a estos jóvenes la sensación de pertenecer y ellos toman como presa aquellos que son débiles y están solos”, afirmó y recordó algunas de las jóvenes víctimas de la pandilla como Nisa Wickens y su amiga Kayla Cuevas, asesinadas en 2016.

Del total de fondos, $15 millones serán para construir un centro comunitario en Brentwood para proveer servicios sociales, así como recreativos y oportunidades educativas a los jóvenes para evitar que sean absorbidos por las pandillas.

Otros $2.5 millones serán para instalar nuevas luces y cámaras de vídeo en el parque de esa comunidad y un millón para cámaras de vigilancia y otra tecnología para la policía del condado de Suffolk, donde está Brentwood.

Cuomo indicó además que otro millón serán para programas de entrenamiento en empleo, así como $500,000 dólares para fortalecer los programas de salud mental y de servicios sociales a través de Long Island, donde MS-13 ha estado presente por décadas.

Los asesinatos que en los últimos tres años han estremecido esta localidad llevaron hasta allí al presidente Donald Trump y al secretario de Justicia Jeff Sessions, quienes le declararon la guerra a la pandilla.

Sessions dijo que la MS-13, a la que el Gobierno considera una de las pandillas más peligrosas del país, y los narcos son una prioridad para esa agencia.

Cuomo ha asignado además personal y tecnología para apoyar a la policía local en su batalla contra este grupo.