DOT lanza programa para salvar la vida de jóvenes al volante

Presentan iniciativa para mejorar la seguridad vial previo al cambio de horario
DOT lanza programa para salvar la vida de jóvenes al volante
Departamento de Transporte presenta campaña para mejorar seguridad al volante.

Wilson Hernández, un estudiante de secundaria de El Bronx, ya estaba preocupado por el examen que debía presentar para recibir su licencia de conducción, sin embargo, la noticia de que en su escuela dictarían clases especiales sobre seguridad al volante para jóvenes le ayudó a calmar su ansiedad.

Hernández, un joven de 18 años, hijo de inmigrantes dominicanos, fue uno de los primeros beneficiados del plan de estudios de Alive at 25 o Vivo a los 25, un nuevo programa dirigido a los conductores más jóvenes, quienes estuvieron detrás del volante en el 20% de los accidentes fatales el año pasado, según el Departamento de Transporte (DOT).

Wilson Hernández, uno de los 2,500 estudiantes de entre 18 y 25 años, de diez escuelas secundarias públicas en NYC, que hacen parte del programa Alive at 25.

“Este programa es muy importante porque nos enseña como las acciones que llevamos a cabo, tienen consecuencias”, dijo Hernández. “Como jóvenes sabemos que somos influenciadores en la vida de otros y por eso queremos que sigan un buen ejemplo y se mantengan seguros”.

Hernández es uno de los 2,500 estudiantes de entre 18 y 25 años, de diez escuelas secundarias públicas en NYC, incluidos 700 estudiantes de la clase de último año de la escuela secundaria New Dorp en Staten Island, que comenzaron a recibir las clases este otoño.

Alive at 25, un programa de cuatro sesiones, financiado por el Consejo Nacional de Seguridad, se basa en la teoría de la elección, y pone a los estudiantes en escenarios de la vida real para situaciones detrás del volante y como pasajeros en automóviles.

Polly Trottenberg, comisionada del DOT, explicó que este es uno de los programas creados tras el análisis de datos sobre accidentes.

“Este año, afinaremos ese esfuerzo, ya que nos dirigimos a los conductores más nuevos que pueden correr riesgos peligrosos en nuestras carreteras”, indicó Trottenberg, quien presentó la iniciativa este jueves en Times Square.

La comisionada se refirió también a la preparación para el cambio de horario, que comenzará este domingo 4 de noviembre. Ella añadió que, parte del esfuerzo está condensado en una campaña llamada Dusk and Darkness o Atardecer y Oscuridad, en la que funcionarios de la ciudad recuerdan a los conductores que históricamente, después de que termina el horario de verano, los accidentes con peatones aumentan dramáticamente, especialmente durante las horas de la noche.

“Perseguimos incansablemente a Visión Cero y trabajamos para salvar vidas todos los días”, dijo el alcalde Bill de Blasio. “Nuestras campañas Dusk and Darkness nos ayudan a lograr ese objetivo, especialmente a medida que aumentan las horas nocturnas y la conducción peligrosa”.

De acuerdo con el DOT, en los cinco años anteriores al inicio de la campaña, la ciudad de Nueva York promedió 63.4 muertes por accidentes de tránsito en el período comprendido entre el 1 de noviembre y el 15 de marzo, muchos de ellos en horas de la tarde. En el primer año de Dusk and Darkness, el número de víctimas disminuyó a 51; en el segundo año, las muertes disminuyeron aún más a 44, según la agencia de la Ciudad.

La campaña incluye:

  • Incremento en la vigilancia en la tarde y noche, especialmente de las violaciones más peligrosas (exceso de velocidad y no dejar cruzar a los peatones).
  • Actividades educativas con conductores y otros neoyorquinos en diferentes áreas prioritarias de Visión Cero durante las horas pico de la mañana y la tarde en los cinco condados
  • El DOT emitirá anuncios de radio durante el viaje nocturno, alertando a los conductores sobre los peligros de una menor visibilidad y alentándolos a que sigan el límite de velocidad de 25 millas por hora en toda la ciudad