Las latinas trabajan 10 meses más para igualar el salario anual de un hombre blanco

Las mayores diferencias de salarios se dan en las franjas más altas de sueldo
Las latinas trabajan 10 meses más para igualar el salario anual de un hombre blanco
Las mujeres han pedido repetidamente el fin de la discriminación./Mariela Lombard
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

El día 2 de noviembre es un nuevo año laboral para las mujeres latinas. En términos de salarios no pudo empezar antes para ellas. El jueves 1 de noviembre marcó el momento del año en el que las mujeres de esta comunidad han tenido que trabajar de más en 2018, como media, para cobrar lo mismo que sus compañeros blancos en 2017. Es decir, tuvieron que trabajar 22 meses para ganar lo mismo que ellos ingresaron en doce.

La brecha salarial entre las unas y los otros es una de las más acusadas ya que las latinas sufren por ser mujeres (que cobran menos que los hombres), minoría (que  están en desventaja con los hombres blancos) y por estar en ocupaciones que de por sí ya son muy segregadas dentro del espacio de los bajos ingresos.

Según el Censo las hispanas cobran 54 centavos por cada dólar que ganan los hombres blancos pero eso es una media del país. Desde el Center for American Progress se explica que las latinas de California y Texas ganaban 43 y 44 centavos por cada dólar que ganaban sus colegas blancos en 2016. Incluso cuando se habla de latinas con estudios y experiencia la brecha sigue siendo grande.

Donde más diferencias hay no es en las franjas de ingresos bajos, ya que estas están influidas por los salarios mínimos, sino en las de ingresos medios y altos, según datos del Instituto de Política Económica (EPI). En un trabajo en el que un hombre cobre $22.50 a la hora una mujer cobrará un 60% menos, en el caso de que el hombre blanco cobre $82.58, la mujer cobrará el 48.3% menos.

No debería ser tan difícil cambiar esto pero lleva tiempo. Jimena Almendares, vicepresidenta de expansión global de Intuit, la firma de software financiero y para empresas, explicaba a este periódico que en esta empresa las mujeres cobran 99.4 centavos por cada dólar que ganan los hombres. “El objetivo es llegar a la paridad aunque ya tenemos una de las tasas más elevadas de igualdad de la industria pero nos ha tomado acciones cada año para llegar a ello”.

Intuit es una empresa que tiene una comprometida política de fomento de la diversidad, tanto para sus clientes como para sus trabajadores. Almendares dice que estas empresas crecen más rápidamente y acceden a más mercados.

Esta directiva lamenta que exista la brecha salarial para la mayoría de las mujeres porque el problema cuando hay discriminación “no solo es esa mujer, también afecta a su familia e hijos. El problema es no tomar en cuenta el potencial de estas mujeres que están más en precario y  más a merced de los problemas de la vida. Y eso repercute en la educación de los hijos que posiblemente tengan que trabajar en vez de ir a la universidad”.