¿Quiénes son los más vulnerables por sus créditos de estudios en NYC?

Los estudiantes latinos y la mayoría de los de El Bronx suelen tener problemas con sus créditos
¿Quiénes son los más vulnerables por sus créditos de estudios en NYC?
Se estima que los universitarios graduados la pasada primavera deben un promedio de $37,000 dólares. /GETTY IMAGES

Los créditos estudiantiles son un lastre para el futuro de muchos estudiantes y sus familias. Pueden abrir la oportunidad a una carrera  y una profesión bien remunerada pero también dejan muy afectadas las finanzas personales durante años en el mejor de los casos. En otros, simplemente se arrastran impagados.

¿Quiénes son los más vulnerables en Nueva York? ¿Por qué hay barrios en los que la tasa de impagos es más elevada?

Según un estudio hecho por el Departamento de Asuntos de Consumidores hay siete circunstancias que incrementan la vulnerabilidad:

  1.  Que no se acaben los estudios, algo que ocurre con muchos estudiantes de bajos ingresos o minorías raciales y étnicas. Es una de las circunstancias más determinanes en la vulnerabilidad de los estudiantes y se observa mucho en vecindarios como El Bronx donde menos de la mitad de los estudiantes que empezaron en 2010 se graduaron en 2017. Otros vecindarios con problemas son Bedford Stuyvesant, Bronxville, Ocean Hill, East New York, Starrett City además de East y Central Harlem.
  2. Que se acuda a las clases solo a tiempo parcial
  3. La matriculación en instituciones con fin de lucro. La DCA ha examinado de cerca a estos colleges “por su historial de prácticas predatorias, altos costos, bajas tasas de graduación y la poca cantidad de dinero dedicada a la instrucción”, según el comunicado. Lo que ha encontrado este departamento es que según sube el número de estudiantes de un barrio determinado a una de estas instituciones, crece también el número de estudiantes con deudas en proceso de ejecución de pagos. La mayor tasa de estudiantes en este tipo de colleges están en El Bronx. En este sentido, DCA ha demandado recientemente a Berkeley University por tácticas engañosas y predatorias.
  4. Que sean mayores. Los investigadores de DCA han encontrado que las instituciones con fin de lucro no hacen un buen trabajo con personas mayores de 24 años. En estos centros la graduación de estos estudiantes es mucho menor que en las instituciones públicas. 
  5. Estudiantes de bajos ingresos.
  6. Estudiantes negros
  7. Estudiantes latinos. En estos tres últimos casos y debido a los factores anteriores (estos estudiantes suelen ir a colleges for profit y no siempre se gradúan) tienen altas tasas de vulnerabilidad.

La comisionada del DCA, Lorelei Salas, explicaba que quedarse sentado y ver cómo los estudiantes caen víctimas de unos préstamos que están sindo una plaga de deuda en nuestro país no es una opción. “Ahora podemos ayudar a desarrollar soluciones innovativas para ayudar a los más vulnerables y asegurar que los neoyorquinos no se entrampan en deuda estudiantil”, decía en un comunicado.

Los resultados de este estudio indican que el sistema de educación superior, financiada y diseñada para estudiantes jóvenes de hogares de altos recursos, no está al servicio de la mayoría de los estudiantes hoy. Muchos de ellos son afroamericanos, latinos, vienen de familias de bajos ingresos, tienen trabajos y obligaciones familiares y se han tomado un tiempo para llegar a la educación superior. Con esa carga financiera es difícil que logren alcanzar los beneficios que otorga su graduación.

Alrededor de la web