Más de 60 mil neoyorquinos se envenenaron en un año

Según un nuevo reporte, el 41% de los casos de intoxicación no intencional fue de niños que consumieron sustancias tóxicas dentro de su hogar
Más de 60 mil neoyorquinos se envenenaron en un año
Se sugiere mantener los productos para el hogar fuera del alcance de los niños.
Foto: Archivo

Un gran número de personas en la ciudad de Nueva York sufrió envenenamientos en el transcurso de un año y muchas de las víctimas fueron niños menores de 6 años.

Así se desprende de un nuevo reporte dado a conocer por las autoridades de Salud neoyorquinas, según el cual, 63,000 personas en la Gran Manzana sufrieron envenenamientos en el año 2016.

El informe ‘Vital Signs‘, del Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York (DOHMH), que se basa en los datos de su Centro para el Control de Envenenamiento (PCC), aclara que 80% de esos envenenamientos fueron involuntarios y que el 41% de esos casos no intencionales involucraron a un niño menor de 6 años.

En el caso particular de esos niños, el informe destaca que productos para el cuidado personal y los productos de limpieza para el hogar fueron las sustancias más comunes que causaron los envenenamientos accidentales.

Si bien la mayoría de las intoxicaciones en la ciudad fueron no intencionales, el reporte señala que se registraron 6,000 casos potenciales de envenenamiento intencional que tenían como objetivo el suicidio intencional.

Otros datos relevantes del informe mostraron que alrededor de 4,000 casos potenciales de envenenamiento involucraron abuso intencional, incluido el uso indebido de una sustancia, siendo los analgésicos las drogas más comunes involucradas en las sobredosis intencionales.

El informe reveló de igual forma que cuando se trataba de adultos mayores de 19 años, la cantidad de exposiciones a drogas sedantes e hipnóticas, en particular a las benzodiazepinas, era el doble de la exposición a opioides y estimulantes o drogas ilegales, incluyendo cannabinoides sintéticos, cocaína y anfetaminas.

Otro dato revelador del informe es el que muestra que mientras que Manhattan y Brooklyn tenían las tasas de llamadas al PCC más altas, los vecindarios de Queens tenían las más bajas. En este sentido se reveló también que las tasas de llamadas al PCC eran más bajas en los vecindarios de alta pobreza, con 150 llamadas por cada 100,000 personas, en comparación con los barrios ricos, con 316 llamadas por cada 100,000 personas.

Aunque el informe asegura que más llamadas por envenenamiento en los vecindarios de alta pobreza resultaron en el ingreso al hospital, en líneas generales, el 61% ciento de todos los casos potenciales de exposición por envenenamiento se manejaron en el lugar de la exposición o intoxicación y no requirieron hospitalización o visita a un médico.

Además, el 13% de todos los casos potenciales de envenenamiento fueron tratados en los departamentos de emergencias y luego dados de alta, mientras que el 12% requirió de hospitalización.

“Miles de residentes de la ciudad se envenenan cada año. Estas intoxicaciones se pueden prevenir. Almacenar productos y medicamentos para el hogar donde los niños no pueden llegar a ellos puede proteger a los niños pequeños de daños graves “, dijo en un comunicado la doctora Oxiris Barbot, Comisionado de Salud Interina.

Barbot agregó que tener un registro de todos los fármacos que se tienen en el hogar “puede ayudar a prevenir errores de medicamentos, otra razón común por la que se producen intoxicaciones”.

Según el informe del DOHMH, el envenenamiento involuntario debido a un error de medicación representó el 12% de todos los casos reportado al PCC. Estos tipos de envenenamientos fueron más comunes en adultos entre las edades de 20 y 59 años.

El PCC recomienda el uso de un registro de medicamentos para realizar un seguimiento de los medicamentos administrados a niños pequeños o adultos mayores, así como el almacenamiento de productos no alimenticios en los envases originales con las etiquetas intactas.

A los neoyorquinos que viven con menores de edad, se les sugiere que mantengan todos los medicamentos, productos para el hogar y productos químicos fuera del alcance de los niños.

Busque ayuda de inmediato

Los neoyorquinos pueden comunicarse con el Centro para el Control de Envenenamiento las 24 horas del día, los 7 días de la semana en 212-POISONS (764-7667) si tienen preguntas sobre intoxicaciones involuntarias e intencionales, uso seguro de productos para el hogar, dosis de medicamentos, efectos secundarios e interacciones con productos químicos.