Juez en Nueva York admite demanda desde Austria vía WhatsApp

Según el fallo "no es práctico servir al acusado a través de medios tradicionales"
Juez en Nueva York admite demanda desde Austria vía WhatsApp
La venta se concretó usando esa aplicación
Foto: EFE

En un fallo sin precedentes, un juez de Queens (NYC) autorizó que se realice una demanda a través del servicio de mensajería WhatsApp, en un caso igualmente bizarro de una estafa sobre un reloj de lujo pirateado.

El fallo histórico se produce después de que un residente de Viena (Austria), Ahmed Alzaabi, comprara lo que se suponía era un reloj Patek Philippe Nautilus masculino genuino del año 2011, a un hombre llamado Janoton Timothy Jaskon a través del portal Chrono24, según documentos judiciales.

Alzaabi envió a Jaskon $34 mil dólares por el reloj de lujo a principios de julio, después de negociar el acuerdo a través de WhatsApp, de acuerdo con la demanda presentada en la Corte Suprema de Queens.

Jaskon luego le envió el reloj a Europa desde una dirección en Ozone Park, Queens. Alzaabi tenía 30 días para devolver el artículo y trató de hacerlo después de que dos minoristas de Patek le dijeron que el reloj no era auténtico. Pero Jaskon se negó a devolver el dinero.

Cuando Alzaabi envió un servidor de procesos a la casa de Jaskon en Queens para presentar la demanda, descubrió que la dirección de devolución que había en el paquete original no existía, según New York Post.

Jaskon había dicho que vivía en 9928 Albert Road, pero el rango de direcciones para el bloque 99 de esa calle termina en 9927, dice la demanda.

La ley por lo general requiere que las demandas judiciales se hagan en persona o por correo. Pero “aquí se ha demostrado que no es práctico servir al acusado a través de medios tradicionales”, escribió el juez Robert McDonald en el fallo.

“Sin embargo, las partes pudieron comunicarse con éxito a través de WhatsApp. Por lo tanto, este tribunal considera que el servicio debe hacerse a través de WhatsApp y un periódico local de Queens”, dictaminó.

El juez ordenó al abogado de Alzaabi ponerse en contacto con Jaskon a través de WhatsApp, identificarse y adjuntar una imagen de la demanda.

Jaskon no pudo ser contactado para hacer comentarios, ya que su nombre no aparece en una búsqueda de registros públicos.

En el pasado, los jueces han permitido que se presenten demandas a través de Facebook, pero no WhatsApp.