Qué debemos saber sobre el síndrome de la Mielitis Flácida Aguda

Qué debemos saber sobre el síndrome de la  Mielitis Flácida Aguda
Los niños afectados presentan debilidad muscular de los brazos o piernas con hallazgo anormales en el sistema nervioso.
Foto: Shutterstock

Me encuentro escribiendo este artículo en la unidad de cuidados intensivos pediátricos y tengo un paciente diagnosticado con mielitis flácida aguda. La cantidad de pacientes que se han presentado con los síntomas de mielitis flácida aguda han ido incrementado últimamente, lo que ha provocado la atención suprema de los “CDC” o Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en los Estados Unidos.

A pesar de todos los esfuerzos del CDC no se ha encontrado la causa principal de esta enfermad tan grave, que se presenta en niños de forma abrupta después de haber presentados síntomas respiratorios como la gripa. Lo que sí se sabe es que los niños afectados presentan debilidad muscular de los brazos o piernas con hallazgo anormales en el sistema nervioso, específicamente en una área de la espina dorsal llamada materia gris confirmada por la resonancia magnética o MRI. Lo que hace más difícil su diagnóstico es que hay otras enfermedades del sistema nervioso como el síndrome de Guillain-Barre y la mielitis transversa que comparten los mismos síntomas.

Los síntomas que presentan los pacientes con mielitis flácida aguda son:

  • Párpados caídos.
  • Flacidez de la cara o debilidad de los músculos de la cara.
  • Dificultad para hablar.
  • Dificultad para tragar o comer.
  • Debilidad en los brazos o dificultad para mover los brazos.
  • Debilidad en las piernas.
  • Dificultad para caminar.
  • Caerse al caminar.
  • Pérdida de los reflejos

Las causas que se sospechan que puede causar esta enfermedad son:

  • Un desorden genético
  • Toxinas ambientales
  • Virus como el polio, virus del Oeste del Nilo y los enterovirus

El virus del Polio era una de las causas de esta enfermedad antes de que el Polio se erradicara en los Estados Unidos. Por tal causa es muy importante saber el historial de inmunización y si ha viajado fuera de Estados Unidos antes de presentar los síntomas descritos.

Qué podemos hacer como padres para prevenir esta enfermedad

  • Lavarse las manos frecuentemente, principalmente antes de tocarse la cara.
  • Cuidarse de las picaduras de los mosquitos.
  • Mantener a sus hijos al día con las vacunas recomendadas por la Academia Americana de Pediatría.
  • Mantener una comunicación abierta con su pediatra principalmente si piensa viajar con sus hijos a otros países fuera de Estados Unidos.
  • Mantenerse al día con toda la información que sale en los medios de comunicación.

-La Dra. Denise Núñez es pediatra y  fundadora de la Fundación Niño de la Caridad en El Bronx