Veteranos de NY se benefician de millonaria inversión en vivienda

El número de exmilitares sin hogar disminuyó dramáticamente gracias al incremento de programas gubernamentales para ayudarlos
Veteranos de NY se benefician de millonaria inversión en vivienda
Alejandro Martínez, un veterano de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

En 2010, Alejandro Martínez, un joven nacido en Texas, de padres mexicanos, terminaba su último año de secundaria. Su plan de vida estaba trazado desde el principio y su anhelo de ser como su hermano mayor lo impulsó a unirse a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

En menos de un año, Martínez reemplazó los lapices por armas de fuego, y sus jeans por uniformes camuflados. Pocas semanas después de la celebración de su cumpleaños 19, estaba en un avión rumbo a un viaje que cambiaría su vida.

Mientras sus amigos se preparaban para entrar a la universidad, Martínez se familiarizaba con su nuevo entorno: Afganistán. Ahí, en medio de explosiones, fusiles y tanques de guerra, asegura, se convirtió en adulto.

“Estuve seis meses en Afganistán y maduré demasiado“, dijo Martínez, quien hoy tiene 26 años y vive en la ciudad de Nueva York junto a su esposa y sus dos hijos.

Para él, la relocalización tras el tiempo de combate no fue fácil, pero recuerda, el apoyo de su familia fue vital para lograr continuar con su vida de vuelta en el país. Sin embargo, no todos corren con la misma suerte, especialmente cuando abandonan la carrera militar y no tienen un diploma universitario.

Y como asegura Martínez, el problema muchas veces es la falta de conocimiento de algunos de ellos. “Es importante que los veteranos busquen las opciones para solucionar estos problemas. Hay muchos programas que están ahí para nosotros, lo que hay es que buscarlos. Preguntarle a otros veteranos”, indicó el jove, quien continúa inmerso en el ámbito militar, esta vez como reclutador de nuevo personal.

Con un techo en NY

Según un informe de la Administración de Salud de los Veteranos publicado en enero de 2014, aunque el suicidio es uno de los principales problemas de esta población, ya que la tasa de suicidios entre mujeres y hombres en servicio militar supera la media nacional para la población general, al representar los veteranos el 20% de todos suicidios, la falta de vivienda es otra de las crisis más fuertes que atraviesan, y enfrentan el 10% de todas las personas sin hogar.

Pero en el estado de Nueva York hay buenas noticias para ellos. De acuerdo con un reporte presentado por la oficina del contralor Thomas Di Napoli, mientras que la población sin hogar creció de 63,445 a 86,352 individuos de 2011 a 2016, el número de veteranos sin vivienda en el estado disminuyó dramáticamente, de 5,765 a 1,248, una disminución del 78%, debido, en parte, al incremento de programas gubernamentales para ayudar a la comunidad veterana.

Uno de ellos, anunciado recientemente con motivo de la celebración este lunes del Día de los Veteranos, y que es manejado por la Oficina de Asistencia Temporal y de Discapacidad del Estado, es el Programa de Asistencia y Vivienda para Personas sin Hogar a través del cual, según anunció el gobernador Andrew Cuomo, se han otorgado más de $40 millones para 11 proyectos de viviendas de apoyo para neoyorquinos sin hogar.

Este programa ha logrado la creación de un total de 276 unidades de vivienda de apoyo para veteranos, sobrevivientes de violencia doméstica e individuos con enfermedades mentales, como parte de un proceso de financiación de proyectos en los condados de Albany, El Bronx, Niagara, Nueva York, Ontario, Suffolk y Tompkins.

“Estos proyectos brindarán a algunos de nuestros neoyorquinos más vulnerables los recursos que necesitan para estabilizar sus vidas”, dijo el Gobernador. “Esta administración está comprometida a garantizar que todos los neoyorquinos tengan acceso a viviendas seguras, decentes y asequibles y a poner fin a la crisis de las personas sin hogar de una vez por todas”.

La Administración Cuomo aseguró que nueve de estos proyectos ya han recibido apoyo de la Iniciativa de Apoyo de Vivienda de Empire State, y que los financiamientos pueden utilizarse para proporcionar servicios de apoyo y fondos operativos.

El comisionado de la Oficina de Asistencia Temporal y de Discapacidad, Samuel D. Roberts, celebró la inversión y aseguró que Nueva York seguirá trabajando para proporcionar vivienda a los miembros más vulnerables de la sociedad.

“El gobernador Cuomo reconoce la importancia de brindar vivienda de apoyo y así poder ayudar a los más necesitados a levantarse y trabajar para volverse autosuficientes”, apuntó Roberts.

Roberts agregó que estos proyectos forman parte del plan de acción de cinco años para personas sin hogar y viviendas a precios razonables que se anunció en 2016. El objetivo del plan, asegura, es hacer que la vivienda sea más accesible, ademas de la construcción y preservación de más de 100,000 unidades asequibles y 6,000 unidades solidarias.

Alcaldía hace su parte

CAMBA Housing Ventures, una organización, creada en 2005, que proporciona viviendas para ciudadanos de bajos ingresos y personas sin hogar en El Bronx, especialmente veteranos, es una de las agencias sin ánimo de lucro que ha recibido hasta el momento $7.5 millones para el desarrollo de 87 unidades de vivienda de apoyo, como parte de un proyecto de construcción nueva de 288 unidades que también tendrá 200 unidades asequibles.

 Sharon Browne, vicepresidente de CAMBA, indicó que la recepción de la ayuda gubernamental permitirá que CAMBA pueda operar aún más edificios de viviendas permanentes para residentes de Nueva York que se encuentran vulnerables.

“Como un proveedor de apoyo de viviendas económicas, CAMBA es parte de la solución para eliminar la falta de viviendas”, indicó Browne. “A través de nuestro portafolio de 26 edificios, CAMBA provee atención individualizada y servicios de apoyo para individuos y familias viviendo con enfermedades mentales serias, HIV/AIDS, abuso de sustancias y otros problemas de salud crónicas”.

Otros proyectos en NYC incluyen a las organizaciones New Destiny Housing Corporation, en El Bronx, que ha recibido $5.7 millones; Unique People Services, Inc., condado de El Bronx, con $5.5 millones; y Odyssey House, condado de Nueva York, con $1.6 millones.

De acuerdo con el  Departamento de Servicios de Desamparados (DHS), su principal prioridad es garantizar que todos los neoyorquinos necesitados estén conectados a los servicios para que puedan recuperarse.

“Desde que asumió el cargo, esta Administración ha hecho de la reducción de la falta de vivienda de los veteranos una de las principales prioridades, con el objetivo de servir mejor y apoyar a aquellos que han servido a nuestra nación, incluidos nuestros vecinos que pueden experimentar desafíos para reingresar a la sociedad”, dijo Arianna Fishman, una portavoz de la Alcaldía. “Gracias a los fuertes esfuerzos de realojamiento implementados en los últimos tres años en estrecha coordinación con el Departamento de Asuntos de Veteranos federal, hemos logrado un progreso significativo al reducir la cantidad de veteranos sin hogar en la ciudad de Nueva York en más del 60%, y no descansaremos en nuestra misión de ayudar siempre a nuestros compatriotas a recuperarse”.

Veteranos sin hogar en NYC:

  • En 2014, había aproximadamente 1,650 veteranos sin hogar en la Gran Manzana.
  • En 2018, el número de veteranos sin hogar disminuyó en aproximadamente 600.