¿De quién fue el error que hundió a “El Chapo” en la cárcel?

La historia fue revelada por el narco colombiano Jorge Cifuentes
¿De quién fue el error que hundió a “El Chapo” en la cárcel?
Por primera vez se escuchó la voz de "El Chapo" en el tribunal.
Foto: EFE/Jane Rosenberg

El audio que fue la “estrella” de esta semana en el juicio de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera tiene su propia historia.

La voz de “El Chapo” llenó la sala del tribunal el jueves pasado cuando los fiscales corrieron la grabación de una llamada telefónica entre el presunto líder del Cártel de Sinaloa y los miembros del grupo guerrillero de las FARC.

Sí, es evidente la relación entre ambos y cómo negocian seis toneladas de cocaína a transportar; la intervención de policías corruptos de Ecuador; cuánto cobrarían los guerrilleros por kilo, entre $2,000 y $2,100 dólares… ¿pero cómo se obtuvo tan devastador audio?

Eso no queda todavía bien claro, pero el narcotraficante Jorge Cifuentes culpó en la corte al responsable de seguridad de las comunicaciones de “El Chapo”.

Cifuentes afirmó que entre las colaboraciones que hizo con el narco mexicano estaba el soporte técnico, para lo cual envió a un ingeniero de sistemas colombiano llamado Cristián para establecer una red encriptada para el cártel, reportó VICE News.

En las montañas de Sinaloa, “El Chapo” pronto tuvo internet inalámbrico y una red personalizada de “comunicaciones seguras” con dispositivos que podían inhibir grabaciones de conversaciones. ¿Qué pasó, entonces?

Los fiscales dieron a conocer otra grabación, donde el tal Cristian se queja de haber sido reprendido por la caída de la red segura, lo cual afectó a Alex, hermano menor de Jorge Cifuentes, quien vivía en las montañas con “El Chapo”. El error de Cristian obligó a los narcos a hablar por redes convencionales de telefonía, donde fueron detectados por autoridades.

“Don Jorge, tu… tu… tu hermano está muy molesto conmigo porque dice que es mi culpa que no haya comunicación”, dijo Cristián.

“Oh, es verdad”, respondió Cifuentes.

“No, pero no es cierto”, dijo Cristián.

“Sí, sí, es verdad”, dijo Cifientes, quien explicó al jurado que estaba molesto con Cristián “porque estaba a cargo del sistema que siempre estaba funcionando” y había fallado, porque olvidó renovar la licencia del software que había comprado.

Eso abrió la puerta a las autoridades policiacas que andaban tras “El Chapo” para escuchar varias conversaciones sobre sus negocios.