NYPD está usando menos balas y más fuerza corporal

Una de las posibles razones es que las redes sociales han creado más vigilancia sobre los agentes

NYPD está usando menos balas y más fuerza corporal
Desde 2016 el Concejo Municipal ha exigido a NYPD estadísticas más precisas
Foto: JEWEL SAMAD/AFP/Getty Images

Los policías de NYC están disparando menos y en compensación usan más la fuerza corporal, según las últimas estadísticas.

A lo largo de los primeros nueve meses de 2018, el último período para el que se dispone de cifras, NYPD usó la fuerza 5,997 veces en encuentros con sospechosos, en el transcurso de aproximadamente 8 mil incidentes. Eso sería 9% más que los 7,369 incidentes en los que los oficiales utilizaron la fuerza en todo 2017, acotó Daily News.

Las estadísticas de la policía de Nueva York dividen el uso de la fuerza en siete categorías: arma de fuego, fuerza física, arma eléctrica (Taser), arma de impacto (bastón plegable), perro policía, gas pimienta y una manta de sujeción.

Las estadísticas incluyen incidentes fuera de servicio, que representan aproximadamente el 1% de todos los encuentros; además, las categorías de armas de fuego y Taser cuentan las descargas accidentales.

Al mismo tiempo que ha aumentado el uso de la fuerza física, los oficiales están disparando a un ritmo decreciente: las 26 descargas de armas de fuego de enero a septiembre están en camino de romper el récord general de 2017, cuando sumaron 52.

Al mismo tiempo, el empleo de pistolas paralizantes ha subido 40% y también se ha visto un incremento del uso de la fuerza en sospechosos con discapacidad mental, sumando más de mil incidentes de ese tipo en 2018.

La comisionada adjunta Devora Kaye, portavoz del Departamento, dijo que las estadísticas más recientes muestran que la policía ha estado involucrada en 16 incidentes de balas en 2018 en los que los agentes dispararon contra un sospechoso, 22 menos que el año pasado. Cinco personas han muerto a causa de disparos de NYPD este año, frente a 10 en 2017.

Kaye atribuyó el aumento general en todos los tipos de fuerza como un subproducto de un mejor mantenimiento de registros. “En los últimos dos años, el Departamento de Policía de Nueva York ha trabajado de manera proactiva para garantizar un informe más preciso y completo del uso de la fuerza”, dijo, refiriéndose a una ley del Concejo Municipal aprobada en 2016 que requiere que la policía divulgue los datos por precinto, incluyendo el número de quejas por fuerza excesiva y cuántas fueron justificadas.

El Dr. Robert González, profesor de la Universidad St. John y ex comisionado asistente de la policía de Nueva York para la capacitación, dijo que parte de la razón del aumento en el uso de la fuerza corporal es que los policías saben que están siendo vigilados y se aseguran de ser tan “correctos” como sea posible.

“Los oficiales sospechan que estos incidentes aparecerán en algún momento en las redes sociales“, opinó González. “Las cámaras están en todas partes”.