Mejora la bebé migrante hospitalizada por neumonía tras pasar días en las “hieleras” de “La Migra”

La menor y su madre fueron ubicadas en celdas a temperaturas muy bajas
Mejora la bebé migrante hospitalizada por neumonía tras pasar días en las “hieleras” de “La Migra”
La salud de la menor es estable.
Foto: (Captura / Telemundo)

Una bebé de cinco meses que viajaba con la caravana de migrantes centroamericanos y cuyo estado de salud era muy delicado por una neumonía tras haber pasado cinco días en las hieleras, como llaman los migrantes a las gélidas celdas donde las autoridades de inmigración los detienen, ha mostrado signos de recuperación, según los doctores del hospital donde se encuentra.

La pequeña había cruzado la frontera cerca de Tijuana (México) con su madre el 12 de diciembre y se habían entregado a la  Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) para solicitar asilo.

Las dos fueron colocadas en celdas que se mantienen a temperaturas muy bajas. La madre describió las condiciones como de “congelación”. Y achacó la neumonía de su hija a las condiciones en las que las retuvo la CBP.

“Era una temperatura horrible y a la niña no me la atendieron como debían” dijo la madre de 23 años, quien pidió no ser identificada pues ha huido de una pareja abusiva en Honduras.

Después de estar cinco días detenidas y pasar una entrevista de miedo creíble fueron liberadas y trasladadas a una iglesia de San Diego que ofrece refugio a los inmigrantes. Pero su hija ya no se encontraba bien.

El 17 de diciembre de 2018, la madre y su bebé volaron a Carolina del Norte, donde tiene familia, y al día siguiente, la salud de su pequeña siguió empeorando y, en un momento, dejó de respirar brevemente.

Los doctores del Southeastern Regional Medical Center en Lumberton (Carolina del Norte) le dijeron que debía estar preparada para la posibilidad de que la bebé fuera a morir en las próximas horas. Por fortuna, la salud de la pequeña mejoró.

Mientras estuvo detenida, esta madre relata que los agentes de inmigración le dijeron que no la iban a atender aunque su hija tosiera porque “nadie me había invitado a Estados Unidos y que yo era una invasora”. Ahora tiene que llevar un grillete electrónico en su tobillo.

La Patrulla Fronteriza ha dicho a Telemundo que busca información sobre el caso.

Mientras tanto, el hospital ha dicho que la salud de la menor es estable.

(Por: Telemundo)