Advierten sobre uso de cocaína letal con fentanilo durante fiestas de Año Nuevo

En el estado de Nueva York aumentaron en un 60% las muertes relacionadas con los opioides entre 2015 a 2017

Con motivo de las fiestas para celebrar la llegada del Año Nuevo, la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA), lanzó una advertencia este viernes sobre el aumento en el uso de una cocaína mortal porque está mezclada con fentanilo (fentanil).

En la actualidad, el fentanilo es la droga más letal en EEUU. Traída desde México y China, esta sustancia es un opioide sintético que es 30 a 50 veces más potente que la heroína.

“Dos miligramos se consideran potencialmente letales”, dijo al canal de noticias NY1 Spectrum News, Ray Donovan, agente especial a cargo de la Oficina de Campo de Nueva York de la DEA.

Según informó Donovan, este año su oficina incautó un récord de 540 millones de dosis de un miligramo cada una, suficiente para matar a toda la población de la ciudad.

Estas incautaciones hicieron posible que dejara de llegar a las calles de la ciudad esta cantidad de droga valorada en aproximadamente $500 millones.

“Lo que esto significa esencialmente es que miles y miles de vidas se han salvado”, dijo Donovan.

Como se espera que los turistas inunden la ciudad para la víspera de Año Nuevo, la DEA teme que muchas personas confiadas puedan correr el riesgo de entrar en contacto con la droga mortal.

“Hay mucha gente que viene a la ciudad para celebrar”, dijo Donovan a NY1.

“Es una oportunidad para que un narcotraficante o un distribuidor pasen medicamentos a estos usuarios potenciales. Y pueden pensar que están obteniendo un medicamento en particular, pero en realidad están recibiendo fentanilo”, dijo el agente de la DEA.

Entre 2013 y 2016, las muertes por sobredosis de fentanilo aumentaron alrededor del 113%, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC).

Y, según la DEA, la ciudad de Nueva York es un gran centro de ventas y distribución de fentanilo en el área del Noreste del país.

“A menudo vemos grandes cargamentos de heroína y fentanilo que llegan a la ciudad y se dispersan por todo el noreste hasta Maine y el oeste de Virginia”, dijo Donovan.

Ha habido varias muertes de alto perfil asociadas con este opioide sintético, creado originalmente para tratar pacientes con cáncer en etapa terminal. En 2016, por ejemplo, el cantante Prince murió después de ingerir una cantidad fatal de fentanilo.

Recientemente, la mezcla tóxica de cocaína y fentanilo condujo a la muerte del popular rapero Mac Miller.

Uno de los mayores problemas –y riesgos- es que la mayoría de los consumidores de drogas piensan que están comprando a su traficante cocaína pura o heroína pura, sin saber que han sido mezcladas con fentanilo, lo que lo convierte en un cóctel mortal.

La explicación a esto, según Donovan, es que debido a que se trata de “una competencia de mercado”, los traficantes de drogas, cuyo objetivo principal es hacer dinero, no les importa vender esta droga que podría matar a sus clientes, porque al hacer que sus narcóticos sean más fuertes esto hace que el usuario se “enganche más rápido” y quiera regresar por más”.

Esto lo demuestran las estadísticas más recientes publicadas por el Departamento de Salud del estado de Nueva York, que demuestran que aumentaron en un 60% las muertes relacionadas con los opioides entre 2015 a 2017.

A nivel nacional, casi el 60% de todas las sobredosis estaban relacionadas con los opioides, especialmente el fentanilo.