Una resolución de Año nuevo que realmente puede cumplir

Una resolución de Año nuevo que realmente puede cumplir
En en este nuevo año hago un llamado a todos los neoyorquinos para que se hagan un chequeo médico y, si aún quieren obtener mayores beneficios para su salud, intenten un cambio en su régimen alimenticio con una dieta basada en plantas.
Foto: Shutterstock

Ya hemos entrado en el nuevo año, y muchos estamos aún pensando cómo hacer que 2019 sea mejor que años anteriores. En esta tarea de reflexión sobre las áreas de nuestra vida que queremos mejorar, la salud siempre ocupa un lugar relevante.

Como médico y líder de SOMOS Community Care – una organización sin fines de lucro liderada por médicos, que enfoca su amplia red de proveedores en ofrecer servicios de salud culturalmente competente a una población de cerca de 750,000 residentes de la Ciudad de Nueva York, fundamentalmente hispanos, asiáticos y afroamericanos– invierto mucho tiempo pensando en cómo mejorar cada vez más la salud de nuestras comunidades.

Mantener nuestra salud no es ir al médico cuando estamos enfermos – de lo que se trata es de asumir una actitud proactiva y priorizar la salud preventiva. En un estudio publicado por SOMOS el año pasado, El Estado de la Salud de los Latinos, revelamos la amplia brecha existente entre los pacientes latinos y sus médicos en cuanto a qué constituye una buena salud. De hecho, 33 por ciento de los latinos no consideran que sus comunidades reciben la atención médica necesaria, y 61 por ciento de los proveedores consideran que la comunidad latina enfrenta barreras exclusivas que le impiden acceder a los servicios de salud. Sobra decir que los latinos no constituyen el único grupo con estos problemas, también los hemos visto en otras comunidades que residen en la Ciudad de Nueva York.

En SOMOS nos enfocamos en derribar esas barreras para que todos los neoyorquinos se sientan cómodos acudiendo a su médico, con la confianza de que su proveedor comprenderá sus preocupaciones y les ayudará a mejorar su bienestar. Y para lograr esto, debemos eliminar de raíz las disparidades culturales específicas y fomentar un sistema que combine alta calidad con un cuidado más efectivo. En la Ciudad de Nueva York se quedan sin resolver muchos problemas de salud –adicción al tabaco, asma, obesidad, diabetes e hipertensión son todos prevenibles– perfectamente tratables, pero que se agravan debido a la falta de educación sobre salud y a las barreras culturales y de idioma que dificultan o impiden a sectores de las minorías el acceso o la búsqueda de tratamiento médico.

Es por ello que, en este nuevo año, hago un llamado a todos los neoyorquinos de todos los condados, para que se hagan un chequeo médico y, si aún quieren obtener mayores beneficios para su salud, intenten un cambio en su régimen alimenticio con una dieta basada en plantas. Al cabo de una semana ya comenzarán a notar mayores niveles de energía y podrán dormir toda la noche sin contratiempo alguno.

La responsabilidad por una buena salud no recae únicamente en el paciente. Los médicos deben hacer todo lo que está a su alcance para que el paciente se sienta cómodo y confiado en la consulta. En SOMOS esto radica en el núcleo de nuestra esencia y por ellos residimos y trabajamos en los mismos vecindarios que nuestros pacientes. En muchos casos, además, compartimos la herencia lingüística y étnica de aquellos a quienes brindamos nuestros servicios profesionales, lo que les ayuda en gran medida a superar las barreras que les impiden buscar asistencia sanitaria.

Juntos, podemos garantizar que el mayor número de neoyorquinos obtenga los cuidados de salud que necesita en este año 2019. Y sé muy bien que, en la raíz de este esfuerzo, radica el vínculo personal entre paciente y médico. ¡Feliz Año Nuevo!

-El Dr. Ramon Tallaj es Presidente de la Junta Directiva de SOMOS Community Care, una red de médicos en la Ciudad de Nueva York dedicada a prestar servicios a familias de bajos ingresos y a participantes del Medicaid.