Una empleada de chick-fil-A ayuda a alimentar a una persona discapacitada

Parar y ayudar a los demás es un deber moral que muchas veces olvidamos e ignoramos
Una empleada de chick-fil-A ayuda a alimentar a una persona discapacitada
Una empleada ayuda a un hombre discapacitado.
Foto: Screenshot Facebook

Una empleada de Chick-fil-A, en Texas, fue más allá de las funciones de su trabajo para ayudar a un hombre discapacitado a comer su almuerzo.

Ashley Guzman, de 19 años, trabaja en Chick-fil-A en Palmera Mall en Corpus Christi, Texas.

El sábado, un cliente de la cadena de restaurante le sacó una foto, mostrándola a ella sentada con un hombre discapacitado, cortándole la comida y dándosela.

Mientras comía en el centro comercial con mi familia, vi a esta encantadora muchacha ayudar a este hombre”, escribió Jessica Gómez en Facebook. “He visto a este hombre varias veces aquí solo. Esta empleada se sentó con él y le dio su comida. Ella hizo todo lo posible para que él estuviera mejor y disfrutara de su comida. Las veces que he estado aquí, nadie le ayudó. Sin embargo, en esta ocasión ella cortó su comida en pedazos y luego se marcha. Al poco regresa para darle más, todo lo que necesite. Que Dios bendiga a esta mujer “.

La directora de operaciones del restaurante, Melissa Tamez, dijo que Chick-fil-A alienta a sus empleados a ayudar a los que necesitan asistencia, pero en el caso de Guzman, ella hizo todo lo posible y más.

“Nos dice mucho sobre ella. Tiene un gran corazón”, explicó Tamez a KIII-TV. “A ella le encanta venir a trabajar todos los días”.

“Me hace sentir bien poder tener una conexión con alguien y hacer que su día sea un poco mejor, o darle algo positivo, porque nunca sabes por lo que está pasando la gente”, contó Guzmán.

Guzmán dijo que espera terminar la escuela algún día y quiere ser cuidadora, ayudar a personas mayores y personas en un hospicio.