NYPD pidió reactivar las alarmas en estaciones del Metro para evitar a los polizones

Usuarios consideran la medida un ruido inútil que no detiene a los evasores

MTA intenta medidas para revertir las pérdidas económicas
MTA intenta medidas para revertir las pérdidas económicas
Foto: ANDRÉS CORREA GUATARASMA

Las alarmas que suenan cuando se abre una puerta de emergencia están siendo reactivadas en algunas estaciones del Metro, como parte de una estrategia piloto para detener el aumento en el número de polizones.

A principios de diciembre, un informe calculó que al menos 550 mil personas a diario viajan sin pagar en el Metro y autobuses MTA.

“Estimamos que para 2018 la pérdida de ingresos por evasión de tarifas será de $215 millones de dólares, que es una cantidad enorme en la terminología de cualquiera”, dijo entonces el presidente de NYC Transit, Andy Byford. Obviamente, al bajar el número de usuarios que pagan en el deteriorado Metro, entra menos dinero a MTA, que proyecta un déficit presupuestario de casi $1 mil millones de dólares para 2022, incluso con un aumento de tarifas propuesto para este año.

Las alarmas en la puertas al lado de los torniquetes fueron apagadas hace cuatro años, pero desde ayer volvieron a sonar en varias estaciones en Manhattan y Brooklyn, informó New York Post.

“Estamos cumpliendo con la solicitud del Departamento de Policía de Nueva York para reactivar las alarmas en 10 estaciones seleccionadas mientras trabajan para prevenir la evasión de tarifas (…) Veremos si este programa piloto es efectivo”, dijo Sarah Meyer, directora de clientes de New York City Transit, vía Twitter.

Algunas de las estaciones son Union Square y Columbus Circle, en Manhattan, y Jay Street-MetroTech en Brooklyn.

Al ser consultados, funcionarios de la MTA declinaron confirmar a cuáles estaciones regresarían las alarmas, o cuánto tiempo duraría el programa piloto.

Algunos pasajeros se quejan de que las alarmas atormentan, pues muchos que sí pagan deben usar esas puertas para salir porque llevan bicicletas, maletas o coches de bebés. También las califican de inútiles, porque no detienen a los evasores, quienes simplemente aprovechan que alguien sale para entrar por una puerta de emergencia.