Calefacción del Auto: cuánto consume, cómo mantenerla y cómo ahorrar

El sistema de calefacción puede parecer un misterio hasta para conductores experimentados
Calefacción del Auto: cuánto consume, cómo mantenerla y cómo ahorrar
Foto: shutterstock

El sistema de calefacción incorporado en muchos automóviles nos ahorra sufrir los estragos de las bajas temperaturas invernales. Su uso correcto permite que nuestros viajes sean más placenteros y agradables.

No obstante, hay conductores experimentados que desconocen parcial o por completo el funcionamiento del sistema de calefacción de sus vehículos, error que puede perdonarse si hablamos de vehículos nuevos. Aquí vamos a tocar tres puntos fundamentales sobre ellos, según el portal kilometrosquecuentan.com.

Consumo del sistema de calefacción

Un mito frecuente respecto al uso del sistema de calefacción vincula el uso de dicho sistema con el aumento del consumo de la gasolina, lo que lleva a muchos conductores desinformados a congelarse para sí no “gastar” combustible. Esto es completamente falso.

El sistema de calefacción no funciona como el aire acondicionado. El uso correcto del primero apenas consume combustible, mientras que utilizar inadecuadamente el aire acondicionado si puede establecer inconvenientes de uso.

calefacción auto
Foto: Shutterstock

Ahorro de combustible

La calefacción funciona a partir del rendimiento del motor. Saber esto nos permitirá ahorrar combustible sin disminuir el rendimiento del combustible. Lo único que tienes que hacer es simplemente esperar unos momentos desde el arranque del motor hasta que conectas la calefacción.

Mantenimiento de la calefacción

La calefacción del automóvil, aunque esté dirigida para una temporada o condiciones ambientales específicas, necesita periodos de actividad por todo el año para que no se averíe por falta de uso.

Activar el aire acondicionado y la calefacción por unos minutos de manera regular incluso si no los necesitamos es un hábito necesario para hacer que estos aditamentos no se dañen.

Jamás te olvides de revisar el funcionamiento del sistema de calefacción cada vez que mandes tu vehículo al taller. Los mecánicos especializados constatarán que todo está en orden y que no hay nada de lo cual preocuparse.