Nueva York legislará contra acoso sexual

El gobernador presentará a la Legislatura una serie de reformas a partir de las iniciativas del movimiento Time's Up
Nueva York legislará contra acoso sexual
El movimiento #MeToo, fue la base para fortalecer las leyes estatales de seguridad, equidad y la dignidad en el trabajo para las mujeres.

NUEVA YORK.- El gobernador Andrew Cuomo anunció este jueves que el estado de Nueva York introducirá este año una serie de reformas legislativas impulsadas por el movimiento “Time’s Up” para combatir el acoso y la agresión sexual y facilitar que “las supervivientes busquen justicia”.

Dirigida por una coalición de mujeres en Nueva York, que incluye actrices, activistas, abogados y ejecutivos de negocios, la Agenda de Seguridad de Time’s Up New York es una iniciativa de cuatro partes para enmendar la ley estatal.

“Mientras el gobierno federal ignora vergonzosamente las voces de los sobrevivientes de agresión sexual, Nueva York está liderando la lucha para empoderar a las sobrevivientes y combatir el flagelo del acoso y la agresión sexual”, dijo el gobernador.

El anunció de estas reformas legislativas coincide con de varias marchas anunciadas para el próximo sábado en la una coalición de mujeres de Nueva York ratifican su lucha en favor de varias reivindicaciones como la equidad salarial e igualdad de oportunidad en los sitios de trabajo.

Cuomo destacó que incluyó en el presupuesto ejecutivo de 2019 la “agenda de seguridad” de Time’s Up, que comprende una legislación que busca “eliminar el estatuto de limitaciones para el delito de violación en segundo y tercer grado” en Nueva York, uno de los estados con la franja de tiempo “más corta” para enjuiciar este crimen, explicó el grupo activista en un comunicado.

Asimismo, Cuomo propone “fortalecer” las leyes contra el acoso en el trabajo y reducir el alto estándar establecido a partir del cual los empleados pueden pedir cuentas, “cambiando el requisito de que una conducta tenga que ser grave o generalizada” para que pueda tener los méritos de ser llevada ante la justicia.

“La Agenda de Seguridad en Nueva York es un modelo de cambio sistémico a largo plazo que ambicionamos para el país. Agradecemos al gobernador Cuomo por presentar esta nueva legislación, que es una solución que protegerá a las mujeres, permitiéndoles buscar justicia bajo la ley sin la restricción de un límite de tiempo y disuadir este comportamiento ilegal”, dijo Lisa Borders, presidenta y CEO de Time’s Up.

Las reformas legislativas de Time’s Up se refieren también a los acuerdos de confidencialidad, que deberían “incluir lenguaje específico para que los empleados puedan quejarse a una agencia local o estatal y testificar o participar en una investigación gubernamental”.

“Debemos continuar cambiando la cultura y garantizar que las mujeres estén protegidas de la agresión sexual y el acoso. Esta adición importante al presupuesto es otro paso más para promover los derechos de las mujeres y lograr la plena igualdad de una vez por todas”, dijo la vicegobernadora Kathy Hochul.

En último lugar, se introducirá un requisito para que todos los empleadores cuelguen en sus dependencias un póster educacional sobre acoso sexual, que será diseñado y distribuido por el Departamento Estatal de Derechos Humanos.

La activista y escritora feminista Gloria Steinem se hizo eco de las reformas legislativas de Nueva York y, citada por Time’s Up, las consideró “un gran ejemplo de ciudadanos y líderes trabajando juntos”.

Como antecedente se hizo constar que tras las revelaciones del movimiento #MeToo, una coalición de mujeres en Nueva York, organizada por Time’s Up, se reunió para discutir dónde se podrían fortalecer las leyes estatales para mejorar la seguridad, la equidad y la dignidad en el trabajo.

Las mujeres determinaron que el estatuto de limitaciones para la violación en Nueva York, junto con muchos otros estados, se interpone en el camino de la justicia para las sobrevivientes.

“Al eliminar los estatutos de limitaciones para la violación de segundo y tercer grado, Nueva York enviará un mensaje poderoso a los sobrevivientes en todas partes en el que se cuenta que sus historias y sus experiencias son importantes y que no debería haber una fecha de vencimiento para obtener justicia”, dijo Robbie Kaplan, socio de Kaplan Hecker & Fink LLP y cofundador de Time’s Up Legal Defense Fund.

En una declaración conjunta la líder de la mayoría del Senado, Andrea Stewart-Cousins, y el presidente de la Asamblea, Carl Heastie, coincidieron que el acoso sexual afecta a los empleados en todo el país, incluso en Nueva York.  

“Ninguna industria está libre del flagelo del acoso sexual, la agresión y el comportamiento inapropiado en el lugar de trabajo. El movimiento #MeToo ha llevado estos importantes asuntos a la vanguardia y estimula la acción para abordar este problema”, subrayaron.

Stewart-Cousins  y Heastie ratificaron que es responsabilidad de la Legislatura garantizar que todos los empleadores estén capacitados para proporcionar un lugar de trabajo seguro y que todos los empleados estén protegidos y tengan acceso a recursos.

Anunciaron que el 13 de febrero, se realizará una audiencia en Albany para incluir a los sobrevivientes, defensores y expertos en este grave problema.

Finalmente Melissa DeRosa, presidenta del Consejo de Estado de Nueva York sobre Mujeres y Niñas, recordó que el año pasado, el gobernador Cuomo aprobó la política de acoso anti-sexual más fuerte de la nación para apuntar directamente a la cultura del secreto y los abusos de poder.

“Mientras el gobierno federal continúa haciendo la vergüenza por no hacer nada para ayudar a los sobrevivientes de agresión sexual y acoso, Nueva York está liderando el camino en la lucha por la igualdad y la justicia”, dijo DeRosa.