No somos moneda de cambio

El cierre de gobierno provocado por Trump no tiene nada que ver con los inmigrantes
No somos moneda de cambio
Los demócratas no deben caer en la trampa del Presidente Trump.
Foto: BRENDAN SMIALOWSKI/AFP/Getty Images

El presidente Donald Trump debe entender de una vez por todas que los inmigrantes no somos moneda de cambio. La propuesta que hizo el fin de semana para resolver el cierre parcial de la Administración no tiene ni pie ni cabeza.

Cómo es posible que aún siga usando a los inmigrantes como sus chivos expiatorios. Cómo es posible que juegue de esa manera con la suerte de miles de jóvenes que fueron traídos aquí de pequeños (Dreamers) y con los beneficiarios del Estatus de Protección temporal (TPS).

Es inaceptable que después de haber eliminado el programa DACA (el Acta del Sueño), el TPS y de crear un caos en la frontera –donde separó a miles de niños de sus padres– ahora pretenda jugar de esta manera cruel a cambio de salirse con la suya para que le den los fondos para el muro y reabrir el Gobierno.

Trump olvida que es él responsable de que 800,000 empleados federales no estén recibiendo sus cheques. ¿A qué juega el Presidente? No tiene otro argumento que recurrir siempre a utilizar los inmigrantes para mantener contenta a su base electoral. Pero esta vez se le están yendo las cosas fuera de control.

Apoyamos la respuesta de los grupos pro-inmigrantes que rechazan de plano esta oferta que no es otra cosa sino un vil chantaje.

“Las propuestas de Trump no son serias y no representan otra cosa que un esfuerzo por desviar su culpa por el cierre del Gobierno, algo de lo que estaba ‘orgulloso’ de hacer a cambio de su ‘muro de vanidad”, así respondió la Coalición de Comunidades de la Frontera Sur con justa razón.

El cierre del Gobierno no tiene nada que ver con inmigración sino con el capricho del actual inquilino de la Casa Blanca que actúa como un niño malcriado al que no le dan un caramelo. Ya es hora de que actúe como presidente y gobierne para todo Estados Unidos, no solo para unos cuantos.

Esta actitud le pasará factura en las urnas el próximo año. Los hispanos no olvidaremos como esta Administración no ha hecho otra cosa que ensañarse contra los inmigrantes.

Hacemos un llamado al Congreso para que no se deje chantajear por Trump. Tiene que mantenerse firme y no dar el dinero para un muro ineficaz.

En la frontera no hay una emergencia de seguridad como la pinta Trump, lo que sí hay es gente pidiendo refugio porque viene huyendo de la violencia, y con justo derecho pueden solicitar asilo.

Si Trump de verdad quisiera arreglar el sistema de inmigración debería liderar un reforma integral para dar una solución permanente y no migajas. No somos fichas en un tablero con las cuales aspira financiar su muro.

En estas fechas en que se conmemora el legado del Rev. Martin Luther Jr. le recordamos a Trump que los inmigrantes solo vinieron a EEUU también en busca de un sueño para sacar adelante a sus familias. No al muro.