El fenómeno de exponer infieles por Badabun y por qué no puedes parar de verlo

Una mezcla de formato, escenas escandalosas y presentadores atrevidos es parte de la clave del éxito del canal de YouTube
El fenómeno de exponer infieles por Badabun y por qué no puedes parar de verlo
Lizbeth Rodríguez es la presentadora de "Exponiendo infieles".
Foto: (Instagram y YouTube)

Exponer a desconocidos a par de minutos de fama en una dinámica donde los límites entre lo público y lo privado se cruzan de manera radical, ésa parece ser parte de la fórmula del éxito del canal mexicano Badabun.

El espacio empezó en el 2014 como una iniciativa de varios youtubers e influencers de ese país para exponer temas de interés general en un formato sencillo, más visual que textual.

La revista Verne destacó esta semana que los primeros videos en el canal utilizaban el formato de una lista de 10 datos haciendo la experiencia del usuario mucho más llevadera.

Con eso en mente, los primeros videos se titulaban: “10 cualidades que todo hombre desea en una mujer” y “10 cosas que tienes que saber antes de morir”, por mencionar algunos.

Con esa estrategia de presentación de la información muy usada por medios electrónicos como BuzzFeed, en diciembre de 2016, Badabun llegó al millón de suscriptores, según los datos de Social Blade que cita el reporte.

Para el 2017, la página incorporó temas controversiales, tipo encuesta, para añadir polémica a sus exposiciones, por lo que preguntas como “¿cuándo fue la última vez que te masturbaste?” empezaron a formar parte de su contenido.

A finales del citado año, con una cifra de suscriptores de cinco millones, aproximadamente, y ganancias de más de 100,000 cibernautas algunos días, los productores se enfocaron en su proyecto “Exponiendo infieles”, iniciativa que consiste en abordar a parejas en la calle y pedirles que les dejen ver el contenido de su celular a cambio de dinero.

De acuerdo con Verne, de los 10 videos más vistos del canal, cuatro son de esta tema.

El pasado 9 de enero, Badabun superó a ElRubius, uno de los canales en español con más suscriptores en YouTube. La expectativa es que también sobrepase a HolaSoyGerman, otro de los espacios más concurridos en la página de videos.

Al momento de que se publicara el artículo, HolaSoyGerman acumulaba 35.413.032 suscriptores; Badabun, 34.518.706; y ElRubius, 33.298.796. Sin embargo, las cifras también muestran que el canal mexicano crece a un ritmo más acelerado que los otros. De acuerdo con Social Blade, Badabun logró 4.168.293 suscriptores durante el último mes, mientras que HolaSoyGerman alcanzó 315.173, y ElRubius, 694.520. En respuesta a las cifras, ElRubius argumentó que parte de los seguidores de Badabun son bots o usuarios fantasmas.

Lo cierto es que más allá de su formato, una empresa sin un efectivo recurso humano es nada. Badabun es prueba de lo anterior.

Parte del éxito del programa recae en la figura de animadores como Lizbeth Rodríguez, quien desde mayo de 2018, reta a las parejas a mostrar sus intimidades al público.

Con un lenguaje directo e inquisitivo, Rodríguez -que no le teme a los riesgos que implican enfrentar a participantes celosos y despechados- se ha ganado tanto simpatizantes como detractores. Pero lo que no cabe duda es que queriéndola o no, los cibernautas siguen sus episodios.

 

En entrevista con Despierta América, la presentadora, apodada “el terror de los infieles”, dijo que animando el programa fue que se dio cuenta de la gravedad del problema de las traiciones en la pareja.

“Yo no pensé que hubiera tanta infidelidad. Realmente, en mi vida me tocó padecer de algo de esto. No pensé que fueran tantos, que abundaran tantos, que fuera tan cotidiano”, indicó la maestra de teatro cuyos seguidores en Instagram sobrepasan los cinco millones.

La joven de 24 años que se declara fanática de las novelas aseguró que, desde el principio se explica la dinámica y los participantes firman un acuerdo, por lo que el desenlace no es responsabilidad de los creadores de Badabun. Cabe destacar que el programa ha sido criticado por usuarios que dudan de su veracidad y piensan que los segmentos son montaje.

Sobre las comparaciones con el programa de Laura Bozzo, “Laura en América”, dijo: “son programas con los que todos crecimos, es inevitable hacer simbiosis… no creo que sea algo tan parecido”.