Más de $2.5 millones en sueldo recuperados esperan ser reclamados en NYC

La Contraloría municipal lanza campaña que busca crear confianza a más de 1,200 trabajadores que fueron víctimas del robo de sueldos, incluyendo indocumentados
Más de $2.5 millones en sueldo recuperados esperan ser reclamados en NYC
El contralor de la Ciudad de Nueva York Scott M. Stringer anunció una nueva campaña para devolver salarios robados por contratistas.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

En medio del clima antiinmigrante que se vive a nivel nacional, el contralor de la ciudad de Nueva York, Scott M. Stringer, lanzó este jueves una nueva campaña para devolver más de $2.5 millones en salarios recuperados que habían sido robados a trabajadores por contratistas en proyectos financiados por la Ciudad, muchos de ellos inmigrantes hispanos que han trabajado en la industria de la construcción.

El funcionario público, que anunció la iniciativa junto a la cónsul de Ecuador Linda Machuca, y otros representantes de organizaciones comunitarias, resaltó que su oficina no permitirá que “ni Trump, ni ICE, prevengan a trabajadores, sobre todo a los inmigrantes, de recuperar el dinero que se ganaron trabajando”.

“El trabajo de un día honesto merece un salario honesto, y mi oficina tiene cero tolerancia para los contratistas depredadores que roban el salario a sus trabajadores”, dijo Stringer. “La retórica odiosa y antiinmigrante que viene de Washington ha creado un clima de miedo, y deja a los empleados demasiado asustados para responsabilizar a los empleadores cuando retienen su salario”.

Para Stringer, pese a que “no podemos controlar a la Casa Blanca“, su oficina tiene el poder de luchar para proteger a los trabajadores neoyorquinos. “Esta campaña es nuestra forma de asegurarnos que, independientemente de quién sea usted o de su estado migratorio, si realizó el trabajo para un contratista de la Ciudad, recibirá el pago que se merece”.

Y es que la problemática de robo de salarios en Nueva York no es nueva. Según la Contraloría, desde 2014 se han recuperado más de $27 millones en infracciones salariales y se han pagado más de $12 millones a empleados que fueron engañados con sus salarios. Además de vetar a 50 contratistas que “se aprovecharon de sus empleados”.

Linda Machuca, cónsul del Ecuador y presidenta de la Coalición de Cónsules Latinoamericanos en Nueva York.

La situación es crítica cuando se habla de la comunidad inmigrante, aseguró Machuca, quien a finales de 2018 logró, en conjunto con la Contraloría, contactar a un obrero ecuatoriano al que se le envió un cheque por $40,000 dólares en salarios que creía pérdidos.

El hombre, que regresó a su país natal hace cinco años, trabajó por más de cuatro para una empresa contratista de la Ciudad, pero creyó que por ser indocumentado y no hablar inglés, no tenía derecho a reclamar el dinero que no recibió por parte de su empleador.

“Los trabajadores inmigrantes deben saber que, sin importar su estatus migratorio, existe un mecanismo para recuperar los salarios que no les pagaron los contratistas deshonestos que trabajan con la Ciudad”, indicó Machuca, quien recientemente se convirtió en la presidenta de la Coalición de Cónsules Latinoamericanos en Nueva York. “Quienes integramos la Coalición estamos gustosos de saber que la oficina del Contralor se encuentra promoviendo los derechos de los trabajadores y consiguiendo que se haga justicia“.

No aparecen

Sin embargo, parte de la “urgente necesidad” de la campaña de la Contraloría, que tiene programado realizar actividades de divulgación a través de medios de comunicación y organizaciones comunitarias, es que los trabajadores no están contestando los llamados que hace la agencia para que se presenten a reclamar su dinero.

El miedo y la falta de confianza con las autoridades ha creado que unos 1,266 trabajadores en toda la ciudad estén haciendo caso omiso a las cartas que reciben indicándoles que sus salarios han sido recuperados.

Más de 1200 trabajadores pueden reclamar salarios que nunca recibieron.

googletag.cmd.push(function() {googleAdsBTF_ul_1["paragraphs_desktop_pos3"] = googletag.defineSlot("\/15434205\/eldiariony_desktop_body_pos3", [ 'fluid', [300, 250],[336, 280]], "paragraphs_desktop_pos3").addService( googletag.pubads() );} );

De acuerdo con cifras de la Contraloría, tan solo en Queens hay 243 trabajadores que pueden reclamar más de $550,000. La misma situación se ve en El Bronx, donde a unos 201 trabajadores se les adeudan casi $320,000 en salarios robados. En Brooklyn se reportan 251 empleados y un monto de más de $438,000. En Manhattan, la cifra de trabajadores victimizados es de 66, a quienes se les adeudan más de $66,000. En Staten Island unos 25 trabajadores pueden reclamar más de $12,000.

Deborah Axt, directora ejecutiva de Make The Road New York, indicó que “el miedo en estas comunidades es real”. Sobre todo, según aseguró, “en un momento en que el presidente Trump está envalentonando a los empleadores explotadores con una retórica odiosa”.

“Los líderes de nuestra ciudad deben tomar una posición firme en defensa de los trabajadores inmigrantes“, destacó Axt. “El robo de salarios es un problema persistente y generalizado en Nueva York, donde los empleadores constantemente engañan a los trabajadores con el dinero que ganan legítimamente”.

¿Quiénes son?

Desde que la Contraloría energizó el trabajo de recuperación de salarios robados en 2014, se han devuelto más de $12 millones a unos 1,400 trabajadores. Una de ellas es ‘María’, una mujer colombiana que pidió no compartir su nombre real.

En diciembre de 2018, la inmigrante de 46 años, que trabajó durante años como empleada de limpieza en Queens, recibió un cheque por $22,000 gracias al esfuerzo de esa oficina, que durante meses envió decenas de cartas a la inmigrante, pero nunca hubo respuesta. El contacto finalmente se logró a través de su hija, quien, debido a ser ciudadana de Estados Unidos, finalmente se acercó a la Contraloría en nombre de su madre.

“La gente tiene miedo de acercarse porque creen que van a meterse en algún problema y con la presión desde Washington para ellos estos es algo muy real”, comentó Josiel Estrella, secretaria de prensa del Contralor. “La idea es que hay varias formas por medio de las cuales pueden comunicarse con nosotros, que puede ser a través de organizaciones o hasta llamando directamente a los medios de comunicación”.

De ahí que la campaña busque aclarar a los empleados que la Contraloría no se inmiscuye en temas de inmigración.

“Nosotros no les preguntamos su estatus migratorio. Solo les pedimos que se identifiquen y así puede recibir sus salarios”, dijo Stringer.

La campaña:

  • La Contraloría tiene $2.5 millones en salarios recuperados pendientes de entregar a trabajadores
  • Hay unos 1266 trabajadores que aún no han reclamado su dinero
  • Además del envío de cartas, la oficina del Contralor incluirá medios de comunicación y organizaciones comunitarias para crear confianza
  • Para revisar si a usted le deben dinero visite la pagina web comptroller.nyc.gov/unclaimedwages o llame a la línea de trabajadores (212) 669-4443

  • Además, puede acercarse a su oficial electo o a una organización comunitaria en la que se sienta cómodo y explicar su caso