Letras: Las preposiciones: viejas, conversas y nuevas

Con ellas articulamos el discurso y por ellas nos comunicamos mejor
Letras: Las preposiciones: viejas, conversas y nuevas
Foto: Shutterstock

Las preposiciones nos acompañan desde la mañana hasta la noche en el lenguaje oral y escrito: resulta casi imposible hablar o escribir sin apelar a algunas de esas palabritas para relacionar los elementos de una oración.

Con ellas articulamos el discurso y por ellas nos comunicamos mejor. Este párrafo de 55 palabras incluye diez preposiciones. ¿Cuáles son las preposiciones reconocidas actualmente en idioma español? A, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, durante, en, entre, hacia, hasta, mediante, para, por, según, sin, so, sobre, tras, versus, vía. Son 23, de las cuales dos están en total desuso, dos llegaron disfrazadas de participios y otras dos son nuevitas.

Empecemos por las preposiciones arcaicas que ya no se usan en el idioma hablado y a las cuales hay que buscar con lupa en textos antiguos. Cabe quiere decir junto a, y so equivale a bajo. ¿Hay quien las use? En el Lazarillo de Tormes, deliciosa novela escrita en 1554, encontramos un ejemplo: “Apenas acabé de decillo, cuando siento pasar cabe las orejas un guijarro…”.

Y mucho más recientemente, en una traducción algo pedante del Parlamento Europeo, encontramos: “la UE no persigue ningún objetivo proteccionista so capa del denominado “proteccionismo ecológico”. Sean textos más antiguos o más modernos, convengamos que esas dos preposiciones prácticamente nadie las utiliza.

Sigamos con las dos que llegaron de otra categoría: durante y mediante. Eran originalmente participios de presente, uso que se conserva en la expresión Dios mediante. Pero la gramática de la Asociación de Academias de la Lengua indica que se han convertido en preposiciones.

Cuando yo era chico (allá lejos y hace tiempo) nos hacían aprender de memoria las preposiciones, algo así como en un cantito, una letanía: a, ante, bajo, cabe, con, contra… que nos resultaba útil para reconocerlas. Pero en mis tiempos eran 19. No estaban durante ni mediante, ni tampoco las dos que vienen a continuación.

Versus y vía son incorporaciones relativamente recientes. La primera entró a través del inglés, como en la frase “el campo versus la ciudad”. Equivale a contra o frente a, usos que los gramáticos prefieren. Y la segunda procede de un sustantivo e indica el lugar por donde pasa un trayecto (fue a Los Ángeles vía Phoenix) o medio (vía satélite).

Jorge Ignacio Covarrubias es secretario general de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE)