Escándalo migratorio tumba a candidata de Trump para ser embajadora de EEUU ante la ONU

Heather Nauert empleó a una niñera jamaiquina sin visa de trabajo
Escándalo migratorio tumba a candidata de Trump para ser embajadora de EEUU ante la ONU
Nuevo escándalo revela la doble moral al interior del gobierno Trump
Foto: Getty Images

Una nueva controversia sacude al gobierno de Donald Trump, esta vez un escándalo migratorio tumba a su candidata para ser embajadora de EEUU ante la ONU.

La decisión de Heather Nauert de retirarse como nominada del presidente Donald Trump para ser la nueva embajadora ante la ONU se debió a que tenía una niñera que, aunque estaba legalmente en el país, no poseía la visa de trabajo apropiada, reportó este domingo el New York Times.

El diario capitalino que citó a personas familiarizadas con el proceso, indicó que pese a que Trump había anunciado como su candidata a Nauert, quien se ha desempeñado como portavoz del Departamento de Estado, su nominación no había sido formalizada.

La versión, basada en dos funcionarios de la Administración, agrega que el proceso de nominación se estaba llevando a cabo sin una verificación de antecedentes completa.

Según reporta Bloomberg poco después de que Trump la eligió, la Casa Blanca supo que Nauert había contratado a una niñera que estaba legalmente en los EEUU, Pero que no tenía autorización para trabajar.

Nauert y su esposo emplearon a la niñera hace 10 años y le pagaron en efectivo, según el Washington Post . Más tarde descubrieron que la niñera no había pagado impuestos y le pidieron que lo hiciera, según el Post.

Nauert ya estaba enfrentando lo que podría haber sido una dura audiencia de confirmación, dada su limitada experiencia en política exterior. Nauert trabajó como corresponsal de Fox News durante más de una década antes de unirse al Departamento de Estado como su portavoz en abril de 2017.

Nauert anunció este sábado su retiro por razones familiares, según informó en un comunicado, Robert Palladino, portavoz del Departamento de Estado.

Palladino agregó que el presidente estadounidense hará “pronto” un anuncio con respecto al delegado de Washington ante las Naciones Unidas, puesto que ocupó Nikki Haley hasta finales del año pasado.

Nauert, citada en el comunicado, agradeció a Trump y al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, su confianza por considerarla para el cargo.

“Sin embargo, los últimos dos meses han sido agotadores para mi familia y, por lo tanto, es en el mejor interés que retire mi nombre de la consideración”, señaló la funcionaria, y consideró “uno de los mayores honores” haber servido durante los últimos dos años en la Administración Trump.

Pompeo, citado en el mismo comunicado, destacó que Nauert desempeñó sus funciones con “una excelencia sin igual”, al tiempo que acogió con “gran respeto” su decisión.

Nauert, de 48 años, llegó al Departamento de Estado de la mano del exsecretario Rex Tillerson en abril de 2017, y entre abril y octubre del año pasado también ejerció como subsecretaria para Asuntos Públicos.

Además, trabajó durante años como periodista para los canales Fox y ABC, y anteriormente se desempeñó como consultora en temas de salud, según su perfil en la web del Departamento de Estado.