Niñas chinas modificadas genéticamente para no enfermar de VIH, también podrían tener un súper cerebro

Los efectos paralelos de la edición de su ADN todavía se desconocen
Niñas chinas modificadas genéticamente para no enfermar de VIH, también podrían tener un súper cerebro
Foto: Shutterstock

A finales del año pasado, la noticia de que el ADN de dos gemelas chinas fue editado para evitar que heredaran la enfermedad de su padre, cimbró al mundo de la ciencia.

Entonces, el doctor He Jiankui, líder de un grupo de científicos en la Southern University of Science and Technology en Shenzhen, China, explicó el procedimiento realizado a través de una novedosa técnica conocida como CRISPR.

Ahora, los científicos advierten que las niñas chinas modificadas genéticamente para no enfermar de VIH, también podrían tener un súper cerebro, un efecto colateral de la cirugía de ADN a que fueron sometidas durante su gestación.

Citado por el diario Express, el neurobiólogo de la Universidad de California, Alcino J. Silva, señaló que la edición genética realizada a las gemelas Lulu y Nana, que consistió en eliminar un gen llamado CCR5, podría haber afectado sus cerebros, pues este gen está directamente relacionado con la cognición.

La alteración genética realizada en las gemelas durante su gestación in vitro, podría darles mayores capacidades cerebrales, aunque se desconocen los alcances exactos de esta modificación. Los efectos de la edición de ADN son imposibles de predecir, “por eso no se debe hacer”, señaló el experto.

El procedimiento realizado por el doctor Jiankui fue ampliamente condenado por la comunidad científica al considerarlo antiético y antinatural, y está prohibido a nivel mundial. El padre de las niñas es un enfermo de VIH y, para evitar que contrajeran la enfermedad, la edición de sus genes blindó a las pequeñas contra ese padecimiento, pero los efectos colaterales aún se desconocen.

La técnica utilizada en las gemelas, conocida como CRISPR, está siendo utilizada recientemente en animales. Científicos de la Universidad de Edimburgo y el Imperial College de Londres anunciaron que incubarán pollos modificados genéticamente para evitar que se contagien de gripe aviar y que luego la transmitan a los humanos que los consumen.

Al igual que en el caso de las gemelas chinas, los efectos que puede provocar en los humanos el consumo de pollos modificados genéticamente, son también desconocidos.