Imputan a 10 miembros de la mafia italiana “La Cosa Nostra” en Nueva York

Son miembros de las "familias" Bonanno, Genovese y Luchese
Imputan a 10 miembros de la mafia italiana “La Cosa Nostra” en Nueva York
La Cosa Nostra funciona a través de entidades conocidas como "familias"
Foto: CAPTURA ABC NEWS

Diez miembros de “La Cosa Nostra” fueron imputados en un juzgado federal ayer por varios delitos relacionados con la mafia, incluyendo extorsión, usura, fraude telemático, distribución de narcóticos y conspiración para cometer asesinato.

Por cada uno de los cargos que se les imputan podrían condenarlos a un máximo de 20 años de prisión.

La Cosa Nostra funciona a través de entidades conocidas como “familias”, que en Nueva York son cinco: Bonanno, Genovese, Luchese, Colombo y Gambino. A pesar de ser entidades separadas, los miembros de esta organización colaboran entre ellos en actividades criminales.

En un comunicado remitido por la Corte Federal del Distrito Sur en Manhattan (Nueva York), el tribunal detalló la detención de varios miembros relacionados por la familia Bonanno, entre los que se incluyen el “jefe” Joseph Cammarano y sus “consigliere” (consejeros) John Zancocchio, Joseph Sabella, George Tropiano, Albert Armetta, Domenick Miniero, Joseph Santapaolo y Simone Esposito.

También se imputó a un miembro del grupo de la familia Genovese, Ernest Montevecchi; y a otro de la familia Luchese, Eugene Castelle.

De los diez acusados, nueve se encuentran bajo custodia federal desde ayer en Nueva York, en tanto que Santapaolo fue presentado ante una corte federal en Pensilvania.

La familia Bonanno actúa mediante grupos, cada uno liderado por un capo y compuesto por diversos “soldados” y “asociados”, que no pertenecen al grupo.

El pasado 13 de diciembre un presunto miembro de un clan vinculado a La Cosa Nostra, Frank Salerno (alias “Frankie Boy”), fue condenado a 60 meses de cárcel por un tribunal de Nueva York bajo acusación de pertenecer a una organización criminal.

El tribunal lo encontró culpable de tráfico de drogas, extorsión, usura, juego y obstrucción a la justicia.

Una semana antes fue sentenciado a 51 meses de prisión John Ambrosio (alias “Johnny Boy”), un dirigente de la familia Gambino, también integrante de la mafia estadounidense.

Asimismo, otro asociado de esta agrupación criminal, Anthony Saladino, recibió una condena de cárcel de 63 meses.