Antes perdían tiempo en el baño, ahora avanzan en sus créditos para graduarse

Dos adolescentes cuentan su experiencia que comenzó al borde del fracaso escolar y ahora brillan ganando premios y créditos académicos

En el baño, en el pasillo, con las amigas. Ashley Peña, de 16 años y Heavenly Pizarro, de 17, son dos chicas del Alto Manhattan que, sin conocerse, tenían varias cosas en común: no les gustaba ir a la escuela, preferían no asistir y perder el tiempo.

Aunque sus padres, encargados y consejeros insistían en que debían mejorar, los consejos caían en saco roto, hasta el punto en que se dieron cuenta que estaban al borde del fracaso, a un ritmo que les sería prácticamente imposible graduarse de high school en el tiempo que les correspondía.

Ashley estudiaba en la escuela High School for Health Professions and Human Services, de Manhattan y apenas tenía entre seis y siete de los 22 créditos necesarios. “Casi no iba a la escuela, me quedaba en el baño, no me gustaba, era muy grande, no sentía que los maestros me estaban ayudando”, dice la tercera de seis hijos del matrimonio de formado por Fabio Peña y Johanna Geraldino, ambos dominicanos y emprendedores.

Recuerda que el año pasado, llegó a la escuela y la consejera le mencionó que llegarían los representantes de Urban Dove Team Charter School, que estaba abriendo su segunda locación, esta vez en El Bronx (860 Forest Avenue, El Bronx), ofreciendo un programa para jóvenes en riesgo de fracaso académico.

“Yo ya había visitado varias escuelas y me dijeron que no tenía los créditos necesarios o la edad para asistir, entonces cuando me explicaron este programa de Urban Dove, le dije a mi mamá, nos interesó y vinimos a aplicar”, afirmó.

La primera sede de Urban Dove está en Bedford-Stuyvesant, Brooklyn, y es parte de la organización sin fines de lucro Urban Dove, que durante dos décadas ha aplicado un modelo educativo para el desarrollo juvenil basado en los deportes (Sports-Based Youth Development, SBYD). El modelo tiene como objetivo desarrollar habilidades atléticas y para la vida enfocados en valores como la comunicación, el trabajo en equipo y liderazgo.

Sus autoridades visitan high schools, donde los consejeros presentan los casos más críticos y los jóvenes que serían candidatos ideales son informados con todas las oportunidades que se les abren si aplican.

Durante todo el año escolar, los jóvenes se integran en uno de 13 equipos, realizan actividades como Varsity Sports, levantamiento de pesas y cardio, yoga, consejería grupal y educación en la salud.

UD Team Brooklyn actualmente tiene 300 estudiantes inscritos, y en el primer año de la nueva seccional de El Bronx empezaron con 110, esperando que crezca a 300 en los próximos dos años. Además sometieron una aplicación para abrir una tercera escuela en Queens en 2020, explicó Jai Nanda, director ejecutivo de la institución.

“Lo que me gusta es que recibimos las clases en equipos que tienen dos maestras, ellas nos ayudan mucho”, cuenta Ashley, indicando que ya ha ganado seis créditos y ha recibido varios premios por puntualidad, asistencia, y otros estímulos.

Confianza en la base

La historia de Heavenly Pizarro difiere un poco a la de Ashley, en cuanto a que ella vive desde pequeña con su bisabuela, Antonia Pizarro.

Ante el mal desempeño académico, ya que debería estar en el 11o. Grado y no en el 10o. por faltar a clases, no cumplir con las tareas ni estudiar, la señora advirtió que ese comportamiento no iba a ser tolerado y que si no mejoraba la enviaría a vivir con su padre, en Filadelfia.

Eso la hizo recapacitar y moverse rápido para aplicar a Urban Dove, ya que al igual que Ashley, su consejera le dejó saber que había oportunidades de ganar un puesto en la nueva sede.

“Me gusta cómo los maestros nos apoyan, se nota cómo están dedicados a los estudiantes y no llegan solo para que les paguen, están presentes cuando uno los necesita. Me da confianza, eso no lo tenía antes”, afirmó.

Este año ya ganó seis créditos y su promedio general ha subido a 3.9. Heavenly indicó que su materia favorita ahora es Matemáticas, ya que le ayudará en el futuro, cuando comience a estudiar medicina o veterinaria.

Segundas oportunidades

  • Urban Dove Team Charter School II da oportunidad para los jóvenes en riesgo del fracaso escolar. Su primera sede está en Bedford-Stuyvesant, Brooklyn, y la segunda abrió en el otoño de 2018 y está ubicada en 860 Forest Avenue, Bronx, New York 10456
  • Más información:www.urbandove.org
  • Redes sociales: @urbandoveyn
  • Teléfono: 718-682-3975