Inquilinos hispanos en batalla porque edificio en Brooklyn les prohíbe hablar por celular en el pasillo

La mayoría de los residentes allí con renta controlada son familias que no hablan bien inglés

Inquilinos hispanos en batalla porque edificio en Brooklyn les prohíbe hablar por celular en el pasillo
415 East 16th Street, Ditmas Park
Foto: GOOGLE MAPS

Los residentes de un edificio de apartamentos con renta controlada en Brooklyn se han levantado en armas después de que los propietarios pusieron carteles con una lista de reglas “de etiqueta” al estilo de “los Diez Mandamientos”, que incluye multas por usar teléfonos celulares en los pasillos.

Las normas en 415 East 16th St, Ditmas Park, también impiden que los inquilinos hablen en voz alta, se congreguen en las escaleras, hagan ruido en su casa, usen pelotas en el edificio o tengan mascotas. Las reglas se aplican especialmente a los residentes menores de edad.

Según un informe de Bklyner de 2016, la mayoría de los residentes del edificio son familias hispanas que han vivido en el edificio durante décadas y hablan inglés limitado.

Como informó Gothamist, los propietarios están tratando de hacer cumplir sus reglas al anunciar multas para los infractores que comienzan en $25 dólares y llegan a $100 al tercer incidente. En ese momento, además, comenzarán los procedimientos de desalojo.

Algunos residentes consultados por New York Post dijeron que las reglas eran injustas y ridículas. Y hasta ilegales, según organizaciones de derechos de los inquilinos.

“¡Es indignante! Me refiero a que las personas tienen mascotas”, dijo el residente John Sosa (35), quien ha vivido en el edificio desde que tenía 12 años. “Es ridículo. No tiene ningún sentido”.

Un residente que no quiso ser identificado dijo que los inquilinos no recibieron ninguna advertencia sobre las señales. “Simplemente pusieron esto, no nos dijeron nada”, dijo.

La Ley de Estabilización del Alquiler del Estado de Nueva York dice que los propietarios pueden iniciar un proceso de desalojo sólo si el inquilino recibe una notificación por escrito al menos 90 días antes de que expire el contrato.

Aga Trojniak, directora de la Coalición de Inquilinos de Flatbush, le dijo a Gothamist que el letrero con las diez reglas “de etiqueta”, reportado a su organización por un residente del edificio, es “particularmente ofensivo”.

“Los propietarios constantemente están encontrando nuevas formas de acosar a los inquilinos, especialmente a los inquilinos a largo plazo”, comentó.