Como a Valerie Reyes en NY, asesinan a doctora y abandonan su cuerpo en una maleta

El asesinato de Preethi Reddy también se le atribuye a su exnovio

Similar a como ocurrió en el caso de la hispana Valerie Reyes, en Nueva York, una dentista de origen indio fue asesinada y sus restos dejados en una maleta en el baúl de un auto en Australia.

El cadáver de Preethi Reddy, de 32 años, fue hallado este martes en una carretera de Kingsford.

El principal sospechoso del crimen es su expareja de 34 años, Harshwardhan Narde.

La joven salía con otro chico desde noviembre pasado luego de separarse de Narde tras cinco años de relación.

Las autoridades sospechan que Reddy fue apuñalada hasta la muerte por Narde el domingo pasado en una habitación de hotel CBD en Sídney antes de abandonar  el cuerpo de la víctima.

Posteriormente, la noche del lunes, el presunto agresor impactó deliberadamente su BMW contra un tráiler y murió al instante, reportaron medios como el Daily Mail.

Más temprano ese día, como la doctora no regresaba a su casa, una amiga cercana de la mujer le envió mensajes a Narde para saber si había escuchado de ella.

El hombre dijo que habló con ella la tarde del sábado y que se disponía a regresar a su hogar.

La expareja participaba de una conferencia de dentistas en St. Leonards.

La hermana de la víctima, identificada como Nithya, indicó esta miércoles que las “palabras no pueden capturar el dolor que nosotros (la familia) estamos sintiendo por la muerte de mi hermosa hermana mayor”.

“Preethi era una luz brillante, amorosa, amable y protectora de todos los que tuvimos la suerte de haber sido queridos y cuidados por ella”, agregó la pariente.

“Ahora que sabemos que Preethi ya no está más con nosotros, la certeza de sus movimientos la noche del sábado y la mañana del domingo no están totalmente aclaradas, y nosotros vamos a seguir en contacto con los detectives que trabajan el caso”, sostuvo Nithya.

Reyes, quien vivía en New Rochelle, NY, fue asesinada a finales de enero en circunstancias similares.

La joven de 24 años habría sido asfixiada por su exnovio Javier Da Silva, quien podría enfrentar la pena capital de resultar convicto.

La víctima habría sido asesinada en su apartamnto en New Rochelle,  y su cuerpo abandonado en una maleta, en Connecticut.

Da Silva, de la misma edad, admitió los hechos, aunque primero argumentó que la chica se había caído de la cama en plena sesión de sexo.

Posteriormente, el muchacho con doble nacionalidad venezolana y portuguesa, dijo que guardó el cadáver en una maleta porque entró en pánico luego de que ésta supuestamente cayera al suelo en medio del acto sexual.