Congresista Espaillat impulsa reforzar Ley sobre Violencia Contra la Mujer

Reautorizarán la legislación para evitar que 1 de cada 3 mujeres sigan sufriendo violencia doméstica

Congresista Espaillat impulsa reforzar Ley sobre Violencia Contra la Mujer
El congresista Adriano Espaillat junto a la senadora Kirsten Gillibrand, ambos representantes de Nueva York.
Foto: Getty Images

En un esfuerzo para frenar la violencia doméstica y dar servicios a las víctimas, el congresista por Nueva York Adriano Espaillat anunció este viernes que se unió a varios miembros de Congreso, con el fin patrocinar una reautorización de la Ley sobre Violencia Contra la Mujer, como parte de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

Espaillat, cuyo distrito congresional incluye Harlem, East Harlem, el norte de Manhattan y el noroeste de El Bronx, indicó que con la reautorización de la medida H.R. 1585, se busca que los beneficios de la legislación sigan perdurando por un plazo más largo, así como hacerla más robusta. La Ley fue aprobada originalmente en 1994.

“No debería haber nada partidista o político sobre acabar con el flagelo de la violencia doméstica y la agresión sexual”, dijo el congresista, agregando que es indignante “que 1 de cada 3 mujeres sigan sufriendo violencia doméstica. Con esta reautorización bipartidista y de sentido común, el Congreso está cumpliendo con nuestra obligación sagrada de proteger a los millones de víctimas y sobrevivientes que necesitan y merecen nuestro total apoyo”.

La aprobación de la histórica Ley hace casi 25 años, marcó el inicio de una lucha más enérgica para exigir un alto al abuso contra las mujeres, y a la vez expandir las protecciones bajo las leyes federales contra cualquier tipo de violencia. En un comunicado, Espaillat recordó que la legislación cumple con la responsabilidad del Congreso de proteger a todos los estadounidenses al reafirmar las protecciones para todas las mujeres, así como incluir mejoras vitales para abordar las brechas en la ley actual que han sido identificadas por las víctimas, sobrevivientes y defensores.

“Esta reautorización crucial salvaguardará y se basará en estas protecciones para salvar vidas de mujeres en todo Nueva York y en todo el país”, indicó el congresista, recordando que lo más importante es que todas las víctimas y sobrevivientes tengan acceso a servicios esenciales y a la justicia.

Lo que establece la ley:

• Mejora los servicios disponibles para las víctimas y sobrevivientes de violencia doméstica, violencia en el noviazgo, abuso sexual y acoso.
• Expande las protecciones de vivienda y la asistencia financiera disponible para víctimas y sobrevivientes.
• Mejora las protecciones para las mujeres indígenas, incluso reafirmando la jurisdicción penal tribal sobre los perpetradores de violencia doméstica no indígenas, la violencia en el noviazgo, el asalto sexual y el acoso.
• Expande las leyes de armas de fuego para prohibir que las personas condenadas por violencia en el noviazgo, acoso menor o sujetos a órdenes de protección posean armas de fuego.
• Invierte en herramientas y recursos para la aplicación de la ley y programas de prevención basados en la evidencia, que hacen que nuestras comunidades sean más seguras.