EEUU acusa a vicepresidente de Maduro de violar sanciones por drogas al viajar a Rusia

El fiscal federal Geoffrey S. Berman presentó los cargos ante la corte federal de Nueva York

EEUU acusa a vicepresidente de Maduro de violar sanciones por drogas al viajar a Rusia
Tareck el Aissami considera a Turquía "un gran aliado"
Foto: @TareckPSUV

Tareck el Aissami, vicepresidente económico y ministro de Industrias y Producción Nacional del gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, fue acusado hoy por el gobierno de Estados Unidos de haber violado las restricciones que le impuso Washington por su implicación en el narcotráfico.

El Departamento de Justicia detalló en un comunicado que El Aissami y el empresario Samark José López Bello violaron el acta por la que fueron incluidos entre las personas sancionadas por su presunta relación con el narcotráfico al viajar en un avión privado desde Rusia a Venezuela. Ese país es uno de los aliados de Maduro, junto a China, Irán, Cuba, México, Bolivia, Nicaragua, Corea del Norte, Italia, Uruguay, Turquía y la organización terrorista Hezbolá.

El 23 de enero el jefe del parlamento, el ingeniero Juan Guaidó, declaró ilegal la presidencia de Maduro y asumió el poder citando la Constitución, arreciando la crisis institucional en Venezuela.

El viaje referido a Rusia supone una violación de las restricciones que Washington impuso a El Aissami y al empresario López Bello cuando les incluyó en la lista de sancionados por narcotráfico del Departamento del Tesoro, en febrero del año pasado, informó EFE.

Las sanciones se impusieron bajo la Ley Kingpin, promulgada en diciembre de 1999 para bloquear las actividades de individuos o de organizaciones extranjeras sospechosas de estar vinculados con el narcotráfico, y que se conoce popularmente como “Lista Clinton”.

“Las sanciones internacionales restringen las actividades de individuos y países que supuestamente realizan prácticas incompatibles con EEUU y les impide beneficiarse económica, política o humanitariamente, así como recibir otro tipo de apoyo estadounidense globalmente”, señaló el fiscal federal Geoffrey S. Berman en un comunicado divulgado hoy.

Las autoridades consideran probado que tanto El Aissami como López Bello violaron estas restricciones al viajar en avión privado desde Rusia a su país de origen, por lo que han presentado cargos contra ambos en la corte federal de Nueva York.

Al incluirle en la lista el año pasado el Tesoro determinó que El Aissami jugaba “un papel significativo en el tráfico internacional de narcóticos”, con destinos que incluyeron México y EEUU.

En cuanto a López Bello, se le acusó de ser el “testaferro” de El Aissami y de proporcionar “material, apoyo financiero, bienes y servicios” al narcotráfico, explicó un alto funcionario estadounidense a la prensa.

En la víspera, el ex presidente colombiano Andrés Pastrana afirmó que Nicolás Maduro es el nuevo Pablo Escobar y Diosdado Cabello es “El Chapo” Guzmán, en referencia a los rumores sobre narcotráfico que pesan sobre ellos.

Adicionalmente, dos sobrinos de Cilia Flores, esposa de Maduro, están en prisión en Nueva York, donde fueron sentenciados por el mismo delito en diciembre de 2017, tras ser capturados por agentes de la DEA en Haití en 2015.