Un pinchazo en la creación de empleo

En febrero apenas se registraron 20,000 puestos de trabajo nuevos

Un pinchazo en la creación de empleo
La construcción fue el sector más débil durante febrero./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Apenas 20,000 empleos netos. Este es el saldo de creación de puestos de trabajo en febrero. Muy lejos de los 170,000 que esperaban los analistas teniendo en cuenta la tendencia de los últimos años. En algunos meses ha habido momentos de baja creación de empleo pero han sido esporádicos y desde septiembre de 2017 no se tenía un informe de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) tan débil como el del mes pasado.

Con febrero ya son más de 100 meses de creación de empleo pero en este momento el sabor de la caída se amarga más al considerar que el BLS ha revisado al alza los trabajos que se crearon en diciembre y enero, meses en los que hubo 12,000 empleos más de los inicialmente computados. Como promedio, en los últimos tres meses se han cerrado 186,000 nuevos contratos.

La tasa de desempleo quedó en el 3.8% frente al 4% de enero. En el caso de los latinos, el desempleo afecta al 4.3% de la población cuando el mes anterior era al 4.9%.

A pesar del pinchazo en la creación de empleo tanto la tendencia de los últimos años como la tasa de desempleo está en un gran momento desde el punto de vista histórico. Los economistas, no son del todo pesimistas, teniendo en cuenta que ya están previendo un horizonte con más complicaciones que en el pasado.

Desde la firma de análisis Oxford Economics se hizo énfasis en el hecho de que se está manteniendo la subida de los salarios, un 0.4% más en febrero (después de un anémico 0.1% en enero) dejando el ritmo de crecimiento anual en el 3.4%. Es la tasa más alta en casi 10 años en los que apenas se han movido al alza los salarios pese a la recuperación del mercado laboral.

El informe de febrero todavía refleja alguna de las dislocaciones que se produjeron con el cierre del Gobierno en diciembre y enero, sobre todo en los cambios en los trabajos a tiempo parcial y la lentitud en las contrataciones.

Los sectores que mejor registro laboral tuvieron fueron los servicios profesionales y de negocios, la salud y el comercio al por mayor. Donde la debilidad se nota más es en construcción, donde se perdieron puestos de trabajo. Apenas hubo grandes cambios en manufacturas, servicios de hostelería, minería, actividades financieras, almacenamiento, información y gobierno.

Las empresas se han venido quejando de falta de personal cualificado para los trabajos que tienen disponibles y sigue habiendo más ofertas de trabajo en el mercado que demandantes de empleo. No obstante, los economistas recuerdan que ningún ciclo dura para siempre y se cuenta con un menor crecimiento de la economía en EEUU y alrededor del mundo para finales de año.

Esta misma semana la OCDE (organización internacional que agrupa a la mayoría de países industrializados) ha rebajado las perspectivas de crecimiento mundiales (del 3.5% al 3.3%) y tanto la UE como China ya están calculando crecimientos más bajos. La propia Reserva Federal de EEUU ha dejado en pausa su política de subida de tasas de interés por la posible desaceleración económica.