Concejales prometen disminuir prostitución y burdeles disfrazados de spa en Queens

Presionarán a propietarios de edificios que alquilan espacios a esos salones

En la Día de la Mujer, líderes de la comunidad de Queens prometieron ayer acabar con la prostitución en el vecindario, luego de una serie de artículos publicados por New York Post que expusieron burdeles que funcionan disfrazados de salones de masajes.

Los concejales Peter Koo y Donovan Richards se pararon en 40th Road en Flushing, el epicentro del problema, y prometieron detener a los clientes que vienen al vecindario en busca de sexo.

“Hay cámaras de vigilancia aquí”, dijo Koo. “Queremos que todos sepan que usted pone en riesgo su privacidad si continúa viniendo aquí”.

Además de afincar la aplicación de la ley, los concejales dijeron que trabajarían para ayudar a las prostitutas a conseguir otros empleos y ejercer presión sobre los propietarios de los edificios que alquilan espacios a esos salones.

A los políticos se les unió el inspector adjunto de la policía de Nueva York, Keith Shine, quien elogió los esfuerzos.

“Creo que éste es un gran ejemplo del Departamento de Policía que trabaja en colaboración con la comunidad para resolver problemas”, dijo Shine.