Fiscalía de Brooklyn anuncia plan para reducir encarcelamientos

El proyecto de reforma judicial pretende hacer que la reclusión en la cárcel sea el último recurso
Fiscalía de Brooklyn anuncia plan para reducir encarcelamientos
El fiscal de Brooklyn, Eric González, anunció su plan para transformar el sistema de justicia de Brooklyn en un 'modelo progresista'.
Foto: Oficina de Prensa Fiscalía de Brooklyn

La forma como se entiende el ejercicio de la justicia está a punto de cambiar en Brooklyn, donde este lunes el fiscal de Distrito de ese condado, Eric González, anunció un plan en el que se busca transformar el sistema judicial en un modelo progresivo y que, sobre todo, ayude a reducir los encarcelamientos.

El nuevo enfoque, desarrollado tras meses de consultas profundas con comités especiales compuestos por expertos en reforma judicial, abogados defensores, proveedores de servicios, agentes de la ley, individuos anteriormente encarcelados y clérigos, entre otros, llamado ‘Justice 2020‘ o Justicia 2020, es el primero en su estilo a nivel nacional.

Y con el fin de que su oficina se convierta en una “fiscalía moderna y progresista en el siglo XXI”, González explicó que se llevarán a cabo varias reformas con el fin de reducir el encarcelamiento y “garantizar la igualdad de justicia para todos”.

“Justice 2020 transformará la oficina del Fiscal del Distrito de Brooklyn en un modelo de enjuiciamiento progresivo que mantiene al público seguro y fortalece la confianza de la comunidad al garantizar la equidad y la justicia equitativa para todos”, apuntó González. “Nos alejaremos del exceso de confianza en el encarcelamiento, involucraremos a todas las partes interesadas como socios en la justicia, enfocaremos los recursos en aquellos que causan el mayor daño y haré que mi oficina sea más estratégica y orientada a la misión”.

El Fiscal destacó además que el plan prevé un nivel de compromiso más profundo con la comunidad, lo que para él resultará en “una verdadera asociación para desarrollar respuestas al crimen”.

“A medida que continuamos cosechando los beneficios de las disminuciones históricas de la delincuencia aquí en Brooklyn y en todo el país, ahora es el momento de enfocarnos en la reforma de las injusticias en el sistema que han llevado a confiar demasiado en el encarcelamiento y la falta de confianza en el sistema de justicia penal”, apuntó el funcionario. “En muchos casos, el encarcelamiento no nos mantiene más seguros, y estoy comprometido a cambiar a formas de responsabilizar a las personas y aumentar la seguridad pública, que no confía en el encarcelamiento como la opción predeterminada”.

Las reformas

El nuevo plan, creado por un panel de expertos que trabajó en el proceso de estudio, creación y selección de estas reformas fue liderado por el Dr. Rudy Crew, presidente de Medgar Evers College y el exjuez principal del estado de Nueva York, Jonathan Lippman.

“Justice 2020 tiene el potencial de transformar la relación entre las comunidades y el sistema de justicia penal”, destacó Crew. “No conozco ninguna otra fiscalía en el país que esté tratando de construir puentes con las comunidades de esta manera”.

Entre tanto, Lippman, copresidente del comité de lanzamiento y abogado actual de Latham & Watkins LLP, afirmó que el plan es “una hoja de ruta integral para mejorar la seguridad pública al tiempo que desvía a aquellos que no representan una amenaza para la seguridad pública fuera del sistema de justicia penal y en los servicios basados en la comunidad.

De las 17 reformas presentadas en el plan, Crew y Lippman enumeraron las principales:

  • Considerar penas no penitenciarias en cada caso, cambiando por respuestas comunitarias al crimen.
  • Establecer la liberación anticipada como posición predeterminada, no la excepción, en la mayoría de los procedimientos de libertad condicional.
  • Priorizar la colaboración con líderes de los vecindarios y organizaciones comunitarias para proporcionar más oportunidades de desviación e involucrar a las partes interesadas como socios.
  • Implementar sistemas de datos y análisis actualizados para impulsar la reforma y garantizar la responsabilidad y la transparencia.

¿Por qué el cambio?

El fiscal González, quien planea hacer un progreso medible del plan a final del próximo año, resaltó que el anuncio del plan llega luego de que se ha comprobado que confiar en el encarcelamiento como la respuesta automática con frecuencia debilita la seguridad pública al separar a las familias y comunidades, además de evitar que las personas continúen sus procesos educativos y de empleo que “al final reducen el crimen y fortalecen a las comunidades”.

De acuerdo con su oficina, ya se han comenzado a implementar algunas de las reformas a través de la “eliminación de las convicciones pasadas de marihuana, al desarrollar nuevos protocolos para investigar y procesar la conducta indebida del NYPD, creando una ‘Oficina de Responsabilidad de Cumplimiento de la Ley’, estableciendo un Buró de Crímenes de Odio como un único punto de contacto para estas ofensas y comenzando a renovar el sistema de gestión de datos de la Fiscalía”.

“¡Qué haya un equilibrio!”

Entretanto, en las calles de este populoso condado de la Gran Manzana, donde viven aproximadamente más de 2.6 millones de personas, de las cuales un poco más del 31% son de origen hispano, la noticia del plan llega con “ganas de que haya un equilibrio”.

Ailin Nidejeiman, una española que lleva 11 años viviendo en Sunset Park, una de las zonas donde más latinos se concentran en Brooklyn, cree que, pese a que el plan puede ser beneficioso para disminuir el racismo y la discriminación en los procesos judiciales, puede ser también “un arma de doble filo”.

Ailin Nidejeiman, residente de Brooklyn opina sobre el plan Justicia 2020, que busca reducir el número de personas en las carceles.

“Esto me parece bueno y malo porque si una persona hace algo [comete un delito] pequeño, va a seguir haciendo lo mismo”, dijo la mujer de 35 años. “Es importante que haya un equilibrio para que la gente aprenda que no puede seguir cometiendo los mismos hechos”.

Sin embargo, Moisés Sirin, un ‘delivery’ de origen guatemalteco que trabaja para un restaurante de comida dominicana en esta misma zona, apuntó que es importante que la justicia pueda dar oportunidades a quienes “a veces cometen errores sin medir las circunstancias”.

Moisés Sirin, residente de Brooklyn opina sobre el plan Justicia 2020, que busca reducir el número de personas en las cárceles.

“Es bueno porque un plan así lo ayuda a uno que viene llegando y está ajustando a las leyes en este país”, dijo el joven de 17 años, quien recalcó que “lo primordial es seguir las reglas, pero a veces hay castigos que son injustos por cosas muy pequeñas que pueden terminar dañándole la vida a una persona joven”.

‘Justice 2020’:

  • Reducir el encarcelamiento.
  • Involucrar a las comunidades como “socios” en la justicia.
  • Enfocar los recursos en los conductores del crimen, por ejemplo, al prevenir la violencia armada y la afiliación de pandillas trabajando con grupos comunitarios.
  • Establecer una oficina de transformación y un equipo de datos y análisis para impulsar métricas, mejores prácticas y reformas.

Encarcelamiento:

  • El encarcelamiento excesivo afecta desproporcionadamente a las comunidades de color.
  • Desde 2017, el número de personas retenidas en libertad bajo fianza previa al juicio en Brooklyn ha disminuido un 58%, con un 43% de disminución tan solo en 2018.
  • Desde 2016, jóvenes entre 16 y 24 años acusados de un delito menor han pasado por el Tribunal de Adultos Jóvenes, que ofrece servicios específicos para la edad, como el manejo de la ira, terapia de abuso de sustancias y pasantías. El 70% de estos casos resueltos involucran jóvenes sin antecedentes penales.