Inquilinos de El Bronx se manifiestan contra casero acosador

Los residentes del 2701 de Grand Concourse denunciaron serias condiciones de vida y exigieron la aprobación de las leyes universales de renta en Albany que los protejan
Inquilinos de El Bronx se manifiestan contra casero acosador
Los residentes del 2701 de Grand Concourse proestaron contra su casero por acoso y abusos
Foto: El Diario

En medio del clamor de miles de inquilinos en toda la ciudad de Nueva York que exigen a Albany cambios drásticos a las leyes de rentas que protejan a los arrendatarios y obliguen a los caseros a cumplir con sus responsabilidades, este jueves, los residentes de un edificio de El Bronx se unieron en un frente de lucha y denunciaron a su casero.  De paso exigieron la aprobación de las leyes universales de renta en Albany que los protejan

Portando pancartas y señalando los abusos del propietario del edificio, ubicado en el 2701 de Grand Concourse, los manifestantes no solo señalaron al dueño Robert Rosenberg por actos de acoso e intimidación sino también por fallar en la conservación de condiciones habitables de su inmueble.

Los inquilinos aseguran que desde octubre pasado todavía siguen esperando tener una reunión directa con el propietario para discutir asuntos de desplazamiento, las malas condiciones del lugar y el acoso en su edificio.

“Aquí vemos todo tipo de problemas en nuestro edificio. No tenemos servicios básicos, no tenemos suficiente calefacción, necesitamos una caldera nueva, ofertas de compra constante y otras formas de acoso, el ascensor se daña cada semana y ni siquiera tenemos sal para las aceras cuando nieva”, aseguró Álex Nuñez, líder de inquilinos del edificio, quien continuó describiendo las fallas que presenta el inmueble. “La basura está fuera de control y no se saca con regularidad, lo que significa que tenemos ratas que están comenzando a entrar en los apartamentos de las personas”.

Judy Pérez, otra de las inquilinas del edificio, calificó las condiciones de vida en que residen los inquilinos del inmueble como una injusticia, que afecta el desarrollo de los menores, principalmente.

Uno vive aquí como ratas, no como humanos. Tenemos ratas aquí por años, que han asustados a mis niños. Los hijos de los pobres nunca serán profesionales porque no duermen, están traumados, asustados, frustrados”, dijo la mujer. “Esto no es justo uno paga la renta completa, y esto es lo que nos devuelven. Cuál es el sueño americano”.

Petronila Méndez fue más allá y denunció ser víctima de acoso directo por parte del casero. “El landlord me devuelve la renta que le pago, y dice que no estoy pagando. Me está llevando a la corte, diciendo al principio que no vivo aquí, y después, dice que le debo renta. Aunque soy una inquilina verdadera de este apartamento, y siempre pago mi renta, él quiere que me mude”, concluyó.

Intentamos obtener una respuesta del casero del edificio, pero no respondieron a nuestra solicitud.