Baleado 6 veces frente a su hogar: una muerte brutal poco común en la mafia de Nueva York

Expertos predicen una escalada de violencia tras el inusual asesinato de Francesco “Franky Boy” Cali
Baleado 6 veces frente a su hogar: una muerte brutal poco común en la mafia de Nueva York
NYPD en la escena
Foto: CAPTURA NEW YORK POST

Francesco “Franky Boy” Cali, jefe de la “familia Gambino de “La Cosa Nostra”, trató de esconderse debajo de su propio vehículo cuando un hombre le disparó varias veces con un arma 9 mm luego de chocar su Cadillac, la noche del miércoles 13 de marzo, frente a su casa en Staten Island.

La policía dijo que Cali recibió seis disparos, no tenía guardaespaldas y ni siquiera estaba armado esa noche. Obviamente se consideraba inmune, destacó The New York Times.

Los informes iniciales dijeron que Cali había sido baleado y atropellado, pero parece que en realidad un testigo se confundió al verlo escondido bajo su auto, reportó New York Post.

“Lo que creo que sucedió fue que Cali fue alcanzado varias veces por disparos. Tratando de eludir disparos adicionales, huyó a la parte trasera de su vehículo privado y alguien probablemente pensó que fue atropellado, pero era más que estaba tratando de meterse debajo del auto para eludir los disparos”, dijo el jefe de detectives de NYPD Dermott Shea en una conferencia de prensa.

Shea agregó que la policía aún no sabe exactamente qué motivó a Cali a salir de su casa. Probablemente lo hizo al escuchar que alguien había golpeado su vehículo estacionado en la calle.

El atacante, un hombre de entre 25 a 40 años de edad, habló con Cali menos de un minuto antes de sacar su arma y comenzara a disparar. Pero Shea no sabe si la corta charla fue un altercado o una conversación calmada.

Los policías recuperaron 12 casquillos en la escena y al menos seis de las balas alcanzaron a Cali, precisó Shea.

NYPD retiró cuidadosamente el Cadillac de la escena del crimen ayer, para proseguir las pesquisas.

Un experto dijo que el crimen de Cali parecía un trabajo interno, es decir, de su propia “familia” mafiosa.

Durante años, las rentas y la comida de los neoyorquinos eran más caras debido a los “impuestos invisibles” impuestos por la mafia, según Selwyn Raab, ex reportero del Times y autor de varios libros sobre la mafia y la policía.

“La mafia, te guste o no, siempre ha sido parte de la trama de la vida de Nueva York”, dijo.

Alguien se sintió en peligro con Cali y quiere hacerse cargo de la “familia”. “No lo harían si no hubiera alguna riqueza involucrada. Normalmente, te matan con un sólo disparo, pero la idea de que realmente lo atacaron es un mensaje: la gente que lo atrapó es muy violenta”.

La Cosa Nostra funciona a través de entidades conocidas como “familias”, que en Nueva York son cinco: Bonanno, Genovese, Luchese, Colombo y Gambino. A pesar de ser entidades separadas, los miembros de esta organización colaboran entre ellos en actividades criminales.

Desde 1985 un jefe de la mafia de Nueva York no había sido asesinado, cuando John Gotti ordenó ejecutar al entonces jefe de Gambino, Paul Castellano, en un restaurante de Midtown.

En octubre, el socio de Bonanno, Sylvester Zottola (71) fue abatido a tiros en el estacionamiento de un restaurante McDonald’s en El Bronx.

A diferencia de Gotti, Cali no era extravagante y mantenía un perfil bajo. Su muerte predice el fin de una era de paz. El crimen fue un movimiento muy drástico que aumentará la atención sobre la mafia, algo que obviamente no les conviene.