Beber líquidos muy calientes aumenta el riesgo de cáncer de esófago

El cáncer de esófago podría no presentar síntomas en sus etapas tempranas y se lo encuentra más frecuentemente en hombres de más de 50 años de edad
Beber líquidos muy calientes aumenta el riesgo de cáncer de esófago
Tomar varias tazas de café puede ser beneficioso para la salud, según un estudio.
Foto: Pexels

No hay nada como una taza de té para que te sientas mejor. Pero según un nuevo estudio, hay pruebas de que beber una taza realmente caliente podría aumentar el riesgo de cáncer de esófago.

Los investigadores de la Sociedad Americana del Cáncer analizaron los datos de 50,000 personas de 40 a 75 años durante 10 años en Golestan, Irán. Descubrieron que beber 700 ml de té al día, aproximadamente dos tazas grandes, a 60 grados Celsius (140 grados Fahrenheit) o ​​más se asoció con un riesgo 90% mayor de padecer cáncer de esófago en comparación con aquellos que lo bebían a una temperatura más baja.

En general, se identificaron 317 casos nuevos de cáncer de esófago en el transcurso del estudio, que se publicó en el International Journal of Cancer.

“Muchas personas disfrutan de tomar té, café u otras bebidas calientes”, explicó el autor principal, el doctor Farhad Islami. “Sin embargo, según nuestro informe, beber té muy caliente puede aumentar el riesgo de cáncer de esófago y, por lo tanto, es recomendable esperar hasta que las bebidas calientes se enfríen antes de tomarlas”.

Si agrega leche a su té o lo deja enfriar antes de beberlo, es poco probable que lo consuma a estas temperaturas peligrosas. Sin embargo, en algunas partes de Sudamérica, Asia y África, las personas tienden a beber su té mucho más caliente.

No está claro por qué el té caliente podría ser un factor de riesgo en el desarrollo del cáncer de esófago. Pero Stephen Evans, profesor de farmacoepidemiología en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo al Science Media Center que parece que el problema es el calor, más que la bebida específica.

“Es posible que el trauma provoque cambios celulares y, por lo tanto, cáncer”. El documento analiza varios mecanismos posibles, pero este documento no muestra qué mecanismo es responsable “.

La Sociedad Americana del Cáncer estima que habrá cerca de 17,650 nuevos casos de cáncer de esófago este año, 13,750 en hombres y 3,900 en mujeres, y 16,080 de los diagnosticados morirán por esta causa.