Cómo Nueva York puede proteger a los inmigrantes

Las licencias de conducir beneficiarán a todos
Cómo Nueva York puede proteger a los inmigrantes
Es hora de aprobar las licencias en Nueva York.
Foto: Archivo/Ciro Cesar / La Opinion

Los inmigrantes en Nueva York están bajo ataque. En la ciudad de Nueva York, por ejemplo, a pesar de las políticas municipales para acoger y proteger a los inmigrantes, los arrestos por ICE de personas inmigrantes sin condenas criminales han aumentado rápidamente. Desde el año fiscal 2016 hasta el año fiscal 2018, los arrestos no criminales de ICE en el área de la ciudad de Nueva York aumentaron en un 414%.

Estos aumentos reflejan la retórica negativa del presidente y sus políticas hacia los inmigrantes. No solo se desalienta y hace imposible la inmigración nueva, sino tambien las personas que tienen fuertes lazos comunitarios, como familiares ciudadanos estadounidenses o trayectoria de trabajo de muchos años, aún están siendo separados de sus hijos, familias y comunidades.

En las elecciones del noviembre pasado, los demócratas ganaron la mayoría tanto en la Asamblea estatal como en el Senado. Ahora, los legisladores de Nueva York no solo tienen la oportunidad, sino también la obligación de defender a los inmigrantes. Los inmigrantes no solo son parte de las comunidades locales, sino que también contribuyen a las economías locales y estatales. Además, en el estado de Nueva York hay 4.49 millones de inmigrantes nacidos en el extranjero.

Este año, ambas cámaras de la legislatura estatal votaron para aprobar el Acta del Sueño. Esta legislación permitirá que los estudiantes indocumentados soliciten ayuda estatal para su educación superior. Esta legislación también crea un Fondo de Sueño para oportunidades de becas universitarias y elimina las barreras que impiden que las familias indocumentadas participen en programas de ahorro universitario. El Acta del Sueño permitirá a los estudiantes talentosos acceder a la ayuda financiera necesaria para obtener títulos, acceder a empleos altamente calificados y apoyar a sus economías locales en todo el estado de Nueva York.

No obstante, la agenda para los inmigrantes puede y debe ir más allá y es una prioridad para los legisladores estatales que representan mayormente comunidades de inmigrantes. Nuestra siguiente prioridad, la Ley para el Acceso a Licencias de Conducir y Privacidad, restaurará el acceso a las licencias de conducir para todos, sin importar su estatus migratorio, en Nueva York.

Actualmente, doce estados, más Washington D.C. y Puerto Rico emiten licencias de conducir estándar para inmigrantes indocumentados. La accesibilidad a un transporte público confiable muchas veces no está disponible para quienes viven y trabajan en todo el estado de Nueva York, los suburbios del norte del estado y los distritos afuera de la ciudad de Nueva York.

Los datos indican ingresos anuales de $57 millones para los gobiernos estatales y locales, con un aumento adicional único de $26 millones. Esta legislación, respaldada por analistas de políticas de agencias policiales, protegerá a cientos de miles de inmigrantes indocumentados de una posible deportación si son detenidos por agencias policiales y también tiene como objetivo garantizar que todos los conductores estén asegurados e informados de las leyes de tránsito.

Nuestra comunidad también necesita que Nueva York rompa aún más los vínculos entre el sistema jurídico penal y la deportación. Primero, la presencia de ICE en nuestros tribunales debe terminar. Los neoyorquinos no deben temer que mientras buscan protección y justicia, pueden ser detenidos y separados de sus familias.

Tambien, bajo la ley federal de inmigración, una sentencia de un año por un crimen no violento puede desencadenar un proceso de deportación y expulsión de los Estados Unidos. La ley de Un Día para Proteger a los Neoyorquinos modifica la pena de prisión máxima para un delito menor de clase A de 365 días a 364 días. Este proyecto de ley tiene como objetivo proteger a las familias de la devastación personal y financiera si un miembro de la familia se enfrenta a una posible condena de un año.

Además de negarse a participar en el juego anti-inmigrante de Trump, Nueva York también debe expandir oportunidades para los inmigrantes. Nueva York debe tomar medidas inmediatas para preservar el acceso a Medicaid para los beneficiarios de Estatus de Protección Temporal (TPS) que están a riesgo debido a las acciones imprudentes de la administración de Trump para terminar el TPS. El estado también debe crear un Plan Esencial financiado por el estado para todos los neoyorquinos hasta el 200 por ciento del nivel federal de pobreza.

En el presupuesto, Nueva York también debe invertir completamente en los servicios legales civiles que son sumamente críticos para el bienestar de nuestra comunidad. El estado también debe ampliar significativamente los recursos para las clases de alfabetización para adultos, que a menudo son el mejor camino para un mejor trabajo y una mayor capacidad para participar en la vida de la comunidad en general.

Finalmente, a medida que se acerca el censo del 2020, Nueva York debe actuar para llenar el vacío dejado por la negligencia de Trump. Como lo demostró otro análisis de FPI, el estado debería invertir $40 millones para alcance de organizaciones comunitarias, además de los fondos que debería asignar para el trabajo de las agencias estatales y gubernamentales. Estos recursos pagan por sí mismos, ya que ayudarán a garantizar que se cuente a todos los neoyorquinos y aseguren que nuestras comunidades obtengan su justa parte de los recursos federales.

Ante la retórica y las políticas anti inmigrantes que están cayendo desde Washington D.C., Nueva York debe liderar al defender a los inmigrantes en todo el estado. Al aprobar una agenda ambiciosa para mantener unidas a las familias inmigrantes e invertir en el éxito de nuestras comunidades, podemos hacer precisamente eso.

—El Asambleísta Victor M. Pichardo representa al Distrito 86 de la Asamblea de Nueva York y es el Presidente del Grupo de Especial para Nuevos Americanos. El Asambleísta Marcos A. Crespo representa al Distrito 85 y es presidente del Comite de Trabajo